Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá lamenta que el clima de tensión haya pasado "del Twitter a la acción" y que no haya "reacción jurídica"

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha lamentado este martes que el "clima de tensión" contra los políticos haya pasado "del Twitter a la acción y a la apología del terrorismo" a través de las redes sociales, que es "tan delito como el terrorismo de la calle". Asimismo, ha lamentado que este clima se ha incrementado porque "no hay reacción jurídica".
Barberá se ha pronunciado en estos términos, después de asistir a la recepción al Levante UD de Fútbol Sala con motivo de su ascenso a Primera División, al ser preguntada sobre el clima de tensión que se vive en Cataluña. En este sentido, la edil ha insistido que no existe tensión solamente esa autonomía sino que ella misma lleva denunciando desde "hace muchos años" la situación ya que, por ejemplo, ha indicado que en su casa se han escrito pintadas con la frase 'Muerte a Rita'.
Según la primera edil de Valencia, el problema es que "estamos bajo la impunidad de la cobardía del anonimato". "Esto no puede ser", ha lamentado y se ha preguntado: "¿A qué hemos pasado?; ¿a que haya carteles con la guillotina firmados por Izquierda Unida?".
En esta línea, Barberá ha insistido en que se está "macerando" el clima de "radicalidad y violencia" y ha asegurado que el PSOE es quien debería "estar moderando a la izquierda" aunque ha considerado que "ha renunciado a hacerlo", lo que ha calificado como "muy grave".
"La gente no quiere la confrontación sino tranquilidad y sabe quien prefiere la guillotina y pasear las armas en sus carteles", ha recalcado la alcaldesa de Valencia, quien ha reconocido que existe "enfado" en la sociedad porque se han tenido que adoptar medidas "muy duras". Barberá ha apuntado que el PSOE "no debe renunciar a moderar a la izquierda y debe retomar el espíritu de institución e ir por el camino del centro y calmar a la sociedad".