Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barberá dice que no tolerará el "sectarismo" de Zapatero en la financiación local

En la imagen, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. EFE/Archivotelecinco.es
La alcaldesa de Valencia, Rita Berberá, ha advertido hoy de que no tolerará el "sectarismo" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la negociación del sistema de financiación local con la Federación de Municipios y Provincias.
Según ha dicho durante su intervención en el acto celebración del primer aniversario del último congreso nacional del PP en Valencia, "ha llegado el momento de hablar de las necesidades" de los ciudadanos, y por ello, el presidente del Gobierno no puede continuar con "ese sectarismo", algo que no van a "consentir" los alcaldes populares.
"Es el momento de hablar de las ilusiones y de las esperanzas, las ilusiones y esperanzas" que a su juicio representa el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, que, al contrario que Zapatero, será un presidente "previsible, moderado, resolutivo y patriota".
Barberá ha recordado el congreso nacional celebrado hace un año en esta ciudad, en el que su partido se contagió del "espíritu ganador y leal" de Valencia, que tiene la "fuerza" y el "compromiso" para "llevar a Rajoy a la Moncloa".
Desde entonces, "el balance ha sido muy positivo", porque el PP ha ganado las gallegas, las europeas y ha sido "decisivo para que gobernara el constitucionalismo en el País Vasco".
En estos doce meses, ha añadido la alcaldesa, el PP ha ganado "la confianza de todos los españoles" y ahora va a ganar "el futuro para España".
Barberá ha criticado la falta de liderazgo que en su opinión padece el PSOE en "toda España", donde ha quedado "noqueado gracias a Rajoy", y especialmente en la Comunitat Valenciana, donde el PSPV está "desintegrado" y "se aleja cada vez más de los problemas de los ciudadanos".