Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona multará con hasta 600 euros a los dueños de perros que infrinjan las normas del Metro

Los propietarios de los perros que incumplan la nueva normativa que permite desde este miércoles acceder con estos animales al Metro de Barcelona podrán ser sancionados con multas de 300 a 600 euros, ha explicado el concejal de Presidencia y Territorio, Jordi Martí.
Desde este miércoles se permite la entrada en el suburbano de perros medianos y grandes, fuera de horas punta y siempre que vayan atados y lleven bozal.
Hasta ahora sólo se admitían los perros de asistencia y los pequeños dentro de un receptáculo, pero ya pueden entrar también los de cualquier tamaño que lleven chip electrónico y que figuren en el censo municipal.
En la presentación de la normativa en la estación de metro de Diagonal, Martí ha calificado la norma de "acto de normalidad" y ha hecho un llamamiento a cumplir la ordenanzas para la buena convivencia de animales y usuarios.
La presidenta de la Asociación Defensa Derechos Animal (ADDA), Carmen Méndez, ha definido el día como histórico y ha celebrado que termine un "agravio comparativo" entre los usuarios, que hasta ahora podían entrar con bicicleta pero no con su mascota.
Esta normativa forma parte de la nueva ordenanza de animales de la ciudad, que recoge nuevas sanciones dirigidas a preservar el bienestar de los animales.
El acceso con perros al Metro está restringido durante las horas punta en los días laborables, de 7.00 a 9.30 horas y de 17.00 a 19.00, pero es libre en sábados, festivos y durante el periodo estival.