Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcina asegura que mantendrá la "firmeza" en el conflicto con el Estado por el IVA de Volkswagen

Dice que la oposición "tendrá que explicar por qué convierten a Navarra en la Comunidad con los impuestos más altos"
La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha asegurado que mantendrá la "firmeza" en la negociación con el Estado sobre el conflicto por el IVA de Volkswagen y ha manifestado que es "sumamente preocupante el trasfondo, el caldo de cultivo en el que están teniendo lugar estos encontronazos con el Estado".
En su discurso en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, la jefa del Ejecutivo ha señalado, sobre el "desencuentro" entre Navarra y el Estado por el IVA de Volkswagen, que desde el primer momento manifestó que "tenía que terminar inmediatamente". "Y reafirmé que iba a exigir con firmeza que se mantuvieran intactas todas nuestras competencias fiscales utilizando siempre los mecanismos que otorga el Convenio Económico para reducir discrepancias", ha expuesto.
A su juicio, "no es de recibo que se lleve a la Comunidad foral ante los tribunales sin haber agotado los mecanismos que las leyes establecen para resolver las discrepancias y conflictos que puedan surgir entre los dos gobiernos". "Tanto el Convenio Económico como el Amejoramiento prevén esos mecanismos", ha recordado.
Barcina ha señalado que en la reunión de la comisión coordinadora del Convenio Económico del 7 de octubre Navarra mantuvo una "postura firme" desde "el convencimiento de que contamos con argumentos suficientes para defender que Navarra no tiene pendiente una deuda por el IVA de Volkswagen correspondiente al periodo 2007-2011".
Ha valorado que se consiguiera que "el Estado dejara en suspenso el recurso que había presentado ante el Tribunal Supremo y retomar la negociación sobre dicha cuestión en el órgano del que no debía haber salido, en la comisión coordinadora". "Se trata de un asunto de gran complejidad técnica y en el que mantendremos nuestra firmeza", ha aseverado.
"CALDO DE CULTIVO"
En este contexto, Barcina ha considerado "sumamente preocupante" el "trasfondo, el caldo de cultivo en el que están teniendo lugar estos encontronazos con el Estado". "Lo cierto es que últimamente están proliferando diferentes voces discordantes que cuestionan el sistema foral", ha expuesto.
"Da la sensación que arremeter contra los derechos forales se ha puesto 'de moda', y esto es algo que nos preocupa. Y mucho", ha indicado, para agregar que "la dura crisis económica y las dificultades financieras que estamos viviendo todas las Administraciones han propiciado ese caldo de cultivo para alegar, sin argumentos sólidos, la supuesta incompatibilidad de nuestro sistema con un modelo justo de financiación autonómica".
Barcina ha señalado que es "rotundamente falso" que Navarra sea poco solidaria con el resto de Comunidades Autónomas y que tenga privilegios. "Repetiré una vez más, y no me cansaré de hacerlo, que lo que realmente se está cuestionando es nuestra foralidad y nuestro particular sistema de relación con el Estado a través del Convenio Económico. Un sistema que se basa en el derecho y no en el privilegio y que desde el Gobierno de Navarra vamos a defender con todas las herramientas que nos permita la ley", ha dicho.
Ha pedido que se "respeten" las competencias y atribuciones reconocidas en la Constitución y en las sucesivas normativas que se han ido aprobando, y que "se nos trate con el respeto que la legalidad nos otorga". "Los navarros tenemos la capacidad, el derecho y la obligación de participar en la toma de decisiones que nos afectan", ha indicado.
Barcina ha asegurado que "compartimos los principios de transparencia, responsabilidad y lealtad institucional y, por ello, somos proclives a colaborar con todas las instituciones y organizaciones que operan en el sector público y en el ámbito estatal". "Pero exigimos el mismo respeto que otorgamos", ha sentenciado.
En todo caso, ha continuado, "nuestra relación debe ser bilateral y las decisiones tienen que ser adoptadas conjuntamente". "Sin perjuicio del debido acatamiento a las sentencias judiciales, debemos defender nuestro sistema foral y nuestros derechos", ha afirmado, para manifestar que "debemos hacerlo con contundencia y eficacia".
REFORMA FISCAL
Barcina también se ha referido al veto de la oposición a la reforma fiscal y ha dicho que le parece "triste que el debate sobre una cuestión tan importante como la fiscalidad tenga lugar en todas partes menos en la institución más adecuada para acogerlo".
Ha criticado que "una vez más" los grupos de la oposición "no han querido que lo que se debate en la calle sea abordado en profundidad en el Parlamento".
La jefa del Ejecutivo ha añadido que, "quienes se han negado tan siquiera a debatir y enmendar nuestros proyectos de ley tendrán que explicar por qué convierten a Navarra en la Comunidad con los impuestos más altos".
Barcina ha planteado que "quizás intenten eludir esas explicaciones, como eluden explicar a los navarros su incomprensible complicidad con la fuga de los centros de investigación de la Universidad de Navarra a Guipúzcoa, pero nosotros se lo vamos a recordar constantemente".
La presidenta del Gobierno ha indicado que "flaco favor hacen al autogobierno quienes pretenden utilizar las capacidades de nuestro sistema foral para perjudicar a la ciudadanía". "La reforma para la que seguiremos buscando el apoyo de los navarros contempla la rebaja de impuestos para todos, porque entendemos que el aumento de la recaudación debemos basarlo en la activación económica y el empleo y no en ahogar más a nuestros ciudadanos y empresas", ha indicado.