Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcina destaca que la reforma local del Estado reconoce el régimen foral de Navarra y no hay que temer "intromisiones"

La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha valorado que la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, aprobada recientemente en el Congreso, ha reconocido las competencias de Navarra en esta materia y "no hay que temer por intromisión competencial alguna".
En este sentido, Barcina ha apuntado, en una comisión parlamentaria en la que ha comparecido a petición de Bildu y Aralar-NaBai, que se han recogido en la citada ley las propuestas planteadas por el departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra y diputados y senadores de UPN "con el objetivo fundamental de defender el régimen foral, de manera que no quedara ningún género de dudas sobre el respeto a nuestras competencias".
La jefa del Ejecutivo ha hecho hincapié en que se ha incorporado a la ley una disposición adicional por la que se establece que en Navarra se aplicará la nueva legislación "en lo que no se oponga al régimen que para su Administración Local" establece el Amejoramiento del Fuero.
"Se plasma de forma explícita el contenido competencial de Navarra, nos aseguramos de que no haya interferencias en nuestro régimen competencial", ha indicado, y ha añadido que esto "permite soslayar las limitaciones a las competencias municipales impuestas por la norma estatal".
Yolanda Barcina ha defendido que "tanto el Gobierno de Navarra como UPN han hecho las gestiones oportunas para que quedasen claramente reflejadas las competencias de Navarra en materia de Administración Local". "La forma de actuar del Gobierno de Navarra ha sido, es y será siempre la defensa de nuestra competencias históricas", ha apuntado..
DISCREPANCIA DE BILDU Y ARALAR
El portavoz de Bildu, Víctor Rubio, ha dicho que no comparte la visión dada por la jefa del Ejecutivo y ha indicado que la ley estatal "supone una clara intromisión del Estado en las entidades locales". "La última palabra sobre los servicios que se van a dar a la ciudadanía la va a tener Madrid y eso es lo que intentamos evitar en Navarra", ha apuntado.
El parlamentario de Aralar-NaBai ha afirmado que la nueva ley estatal "no busca fórmulas de mayor eficacia en la prestación de servicios, sino el recorte y el retroceso en el nivel y en la cuantía de la prestación". "No es una ley muy diferente de otras que está haciendo el PP en Madrid y que buscan un modelo de sociedad ideológicamente muy distinto", ha indicado.
Por su parte, el portavoz de UPN, Javier Caballero, ha dicho que le ha sorprendido que los dos grupos nacionalistas no hayan respondido "felicitando a la presidenta por la defensa de las competencias de Navarra, porque aquí se partía de un proyecto de ley en el que se desconocían absolutamente las competencias de Navarra en Administración Local".
El parlamentario del PSN Juan José Lizarbe ha indicado que "el problema viene porque hay un Gobierno de España con mayoría absoluta que aprueba una ley que no es de racionalización, sino de ahorro, pero no para gastar mejor, sino para gastar menos y que determinados servicios se queden sin atender".
Por el contrario, el parlamentario del PPN Eloy Villanueva ha afirmado que "es imposible pactar con quien no quiere llegar a un acuerdo y el PSOE, después de un año y medio mareando la pérdiz, rompió la baraja y dijo que no pactaba". Además, ha defendido que el PP ha tenido la "sensibilidad" de entender las competencias de Navarra.
Finalmente, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, se ha preguntado "qué autoridad tenía el PP para hacer una reforma orientada a achicar el espacio de los ayuntamientos, cuando estaba gestionando ayuntamientos como el de Madrid, que tiene la mitad de la deuda local de España".