Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barkos cree que "hay margen para articular un cambio" en el Gobierno central, pero "hay que querer o poder en casa"

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, cree que "hay margen" para articular un "cambio entre diferentes" en el Gobierno central, si bien ha precisado que, para ello, "hay que querer o hay que poder en casa".
Durante su intervención en la Tribuna de Debate de la Fundación Sabino Arana en Bilbao, Barkos se ha pronunciado, de este modo, tras ser preguntada sobre la posibilidad de que el líder del PSOE Pedro Sánchez logre un acuerdo con otras fuerzas para conformar el próximo gobierno español.
"Hace falta querer, porque poder se puede", ha remarcado Uxue Barkos, que ha indicado que, aunque "no podemos engañarnos, hay margen para poder articular y, desde luego, liderar un cambio entre diferentes".
En este sentido, ha señalado que "hay mensajes que pivotan en ese sentido". No obstante, ha remarcado que "hay que querer". "O hay que poder en casa, no lo sé", ha indicado.
La presidenta navarra ha manifestado que, en el Estado, "la gobernabilidad se ha convertido en un reto complicado, no imposible, que pasa por dejar atrás viejos esquemas en beneficio de la pluralidad". Según ha indicado, los "nuevos tiempos" obligan a "esforzar más que nunca por pactar y acordar entre diferentes".
EL CAMBIO EN NAVARRA
En esta línea, ha recordado que las elecciones autonómicas dejaron en Navarra "un escenario parlamentario complejo", pero se pudo articular un cambio de gobierno "fruto del diálogo y entendimiento" entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra, que tuvieron "altura de miras y generosidad, sin renunciar a sus diferencias".
"Hoy contamos en Navarra con un Gobierno sólido y estable", ha asegurado la presidenta navarra, que ha reconocido que se han producido también "diferencias importantes y asuntos polémicos".
Uxue Barkos ha indicado que estas diferencias entre los socios eran "previsibles" y no han impedido que el Ejecutivo "siga su andadura con normalidad" y que se saquen adelante la reforma fiscal y próximamente los presupuestos.