Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barranco (PSM) dice que la recuperación socialista vendrá de la mano de los Ayuntamientos o no vendrá

El presidente del PSM, Juan Barranco, ha afirmado este martes que "la recuperación socialista vendrá de la mano de los Ayuntamientos o no vendrá" y ha pedido a los socialistas que recuerden su pasado municipalista porque otras formaciones, como el PP, no lo tienen.
Además, durante su intervención en las jornadas '135 años trabajando por Madrid. Socialistas en el Ayuntamiento', el exalcalde de Madrid ha afirmado que, tras más de veinte años de monopartidismo del PP y de políticas de la derecha, ha vuelto el desequilibrio en Madrid, como se refleja en los 21 distritos de la capital de España.
"Recordamos que el PSOE tiene 135 años de historia y que se conmemora el 35 aniversario de la constitución de los primeros ayuntamientos democráticos. Unir ambos conceptos tiene todo el sentido del mundo porque el PSOE siempre ha sido un partido municipalista", ha señalado Barranco, según ha informado su formación en un comunicado.
En este sentido, ha apuntado que el primer cargo público que tuvo Pablo Iglesias, fundador del PSOE, fue el de ser concejal del Ayuntamiento de Madrid en 1905. "Hay que recordar esa historia y también proyectar el futuro de esta ciudad porque ya 22 años de monopartidismo del PP en todas las instituciones públicas son demasiados años", ha agregado.
Tras señalar que con el PP ha vuelto el desequilibrio, no sólo en el sur de Madrid, sino en todos los distritos, ha reivindicado el trabajo de los socialistas en el Ayuntamiento de Madrid para equilibrar y descentralizar la ciudad y para acercar la política a los madrileños, en un momento en el que todo era muy difícil pues algunos distritos, sobre todo al sur, carecían incluso de agua corriente.
Sin embargo, según Barranco, la aportación de la "era Gallardón" ha sido arruinar Madrid por tres generaciones, porque "nunca tuvo a la ciudad en su cabeza".