Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barreiro (PP) cree que no hay que llegar a suspender la autonomía catalana porque se puede evitar la consulta

El portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha afirmado este jueves que no va a ser necesario llegar a aplicar el artículo 155 de la Constitución --que prevé la suspensión de una autonomía adoptando "las medidas necesarias para obligarla" al "cumplimiento forzoso" de sus obligaciones o para proteger el interés general-- porque "hay instrumentos suficientes" para impedir que se celebre la consulta en Cataluña.
"Yo creo que no es necesario, hay instrumentos suficientes sin necesidad de llegar a eso, porque precisamente la Constitución impide la consulta en sí misma", ha dicho en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, al ser preguntado por la posible aplicación del artículo en caso de que Cataluña aprobara una declaración unilateral de independencia.
Barreiro cree que la posición del presidente de la Generalitat, Artur Mas, es una "vía de escape" a su situación política personal: "La posición de Mas no es la posición de Cataluña, sino que obedece a una situación política personal porque él se encuentra en una situación compleja y ha utilizado una vía de escape a esa situación", ha argumentado.
En su opinión, introducir un debate soberanista en la sociedad catalana es un debate "peligroso", y ha recalcado que ni el ordenamiento jurídico ni la Constitución permite lo que Mas quiere llevar a cabo: "No cabe en la Constitución y por tanto no puede hacerse", ha puntualizado. Asimismo, ha insistido en la necesidad de aplicar la Constitución porque es el marco de convivencia que han decidido "todos los españoles, también los catalanes".
De igual forma ha apelado a la responsabilidad de los dirigentes políticos en las distintas Comunidades Autónomas (CCAA), y especialmente a los gobernantes catalanes porque a su juicio los responsables políticos de las CCAA tiene un "grado de responsabilidad considerable con el conjunto del país" porque son los ""representantes del Estado en sus respectivos territorios".
Por su parte, el portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados José Antonio Bermúdez de Castro ha señalado en una entrevista en Cope recogida por Europa Press que la consulta "es ilegal y no se puede celebrar", y cree que ante el desafío soberanista, "el Gobierno tiene que seguir trabajando para defender el modelo de convivencia".
En su opinión, "no se puede obligar a la gente a decidir si quiere ser catalán o español como si fueran incompatibles", y ha apelado también a la responsabilidad de los políticos: "Esta propuesta solo genera incertidumbre inestabilidad y división y es justo lo que los políticos no pueden hacer, los políticos están para integrar nunca para dividir", ha concluido al respecto.
NECESARIA LA REFORMA DE LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA
Por otro lado, Barreiro ha defendido la necesidad de abordar una reforma en la financiación autonómica porque "se ha demostrado que establecer un modelo en base a una negociación bilateral no es lo más apropiado, no da buenos resultados y no corrige desequilibrios". Además, considera que la política debe saber conciliar los diferentes intereses de todas las CCAA.
Para Barreiro, "es necesario abordar una reforma, pero en el marco de la participación conjunta de las administraciones autonómicas y del Estado y presidida por unos principios que contemplen establecer y corregir los desequilibrios que puedan darse en las CCAA". Todo eso, ha dicho, "es una de las esencias, valores fundamentales y el hilo conductor" de cara a abordarla.
Al ser preguntado por las encuestas, a las que se ha referido como meros "estudios de opinión" que fotografían "un momento determinado", ha aseverado que el Gobierno debe "continuar con el trabajo iniciado a lo largo de estos dos años" porque "se ha demostrado de forma objetiva que es el acertado".
Para él, ha habido un proceso de "estabilización", y ahora comienza "la recuperación de España", aunque ha reconocido el "esfuerzo enorme" de la sociedad española: "Nunca en la historia de la democracia se ha pedido tanto esfuerzo a la sociedad", ha concluido, añadiendo que la recuperación es debida a la "entrega del conjunto de la sociedad".