Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso le dice a Mas que su proceso soberanista es un asunto interno español

Barroso pide a los países miembros que inviertan en ChipreReuters

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha respondido este miércoles por carta al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que no tiene competencias para pronunciarse sobre la consulta soberanista que pretende organizar el 9 de noviembre, que considera un asunto interno español, y le ha reiterado que Cataluña quedaría automáticamente fuera de la UE si se independiza, según ha explicado el portavoz de la Comisión, Olivier Bailly.

Barroso contesta así a la misiva que el presidente de la Generalitat le envió a él y a los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países de la UE, solicitando apoyo para la consulta soberanista.
La carta de respuesta a Mas consta de apenas seis líneas y está redactada en inglés. Fue firmada el martes a última hora por el presidente de la Comisión y enviada durante la mañana del miércoles al presidente catalán.
Barroso agradece en primer lugar a Mas su misiva sobre la situación de Cataluña y le explica que "no es el papel de la Comisión en los Tratados dar una opinión sobre los acontecimientos políticos y la organización de un referéndum", según ha dicho su portavoz. "Esto corresponde al debate nacional y a la situación jurídica en los Estados miembros", añade.
"Por lo que se refiere a las consecuencias que esta situación y este futuro acontecimiento podría tener sobre el derecho europeo, el presidente remite a las declaraciones que ya ha hecho", ha proseguido Bailly, aunque evita repetirlas de nuevo expresamente.
En su última declaración sobre Cataluña -que data del pasado 20 de noviembre y es una respuesta escrita precisamente al eurodiputado de CiU, Ramón Tremosa- el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, volvió a dejar claro que quedará fuera de la UE si se independiza.
"La UE se basa en los Tratados, aplicables únicamente a los Estados miembros que los han aprobado y ratificado. Si una parte del territorio de un Estado miembro dejase de ser parte de ese Estado para convertirse en un nuevo Estado independiente, los Tratados ya no serían aplicables en dicho territorio", explicó Barroso.
"En otras palabras, un nuevo Estado independiente, por el hecho de alcanzar la independencia, pasaría a convertirse en un tercer país con respecto a la UE y los Tratados dejarían de ser aplicables en su territorio", resaltó el presidente del Ejecutivo comunitario.
Si una Cataluña independiente deseara formar parte de la UE, aclaró Barroso, deberá pedir la adhesión, que debe ser aceptada "unánimemente" por los Veintiocho Estados miembros y sometida "a la ratificación de todos los Estados miembros y del Estado candidato".