Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Basagoiti acusa a Bildu de ser "directamente responsable de la expulsión de vascos" de Euskadi

Cree que el PNV teme ser señalado por "los exiliados por ETA" por "mirar para otro lado" cuando "la amenaza de ETA filtraba el censo"
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha acusado a Bildu de ser "directamente responsable de la expulsión de vascos" de Euskadi. Además, cree que el PNV no teme un "pucherazo", sino que tiene miedo a ser señalado por "los exiliados por ETA" porque, durante años "callaron" cuando eran "expulsados" y miró "para otro lado" cuando "la amenaza de ETA filtraba el censo vasco".
En un artículo colgado en su blog, titulado 'Entre culpas y miedos', recogido por Europa Press, Basagoiti ha manifestado que "la reforma electoral impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy es un paso hacia la normalidad democrática de Euskadi".
"Es una apuesta clara y decidida por el nuevo tiempo que los vascos queremos construir. Es una iniciativa valiente, justa y necesaria que nos pone en el camino del reconocimiento del daño causado que necesariamente debemos recorrer para fortalecer los pilares democráticos de la sociedad vasca", ha indicado.
A su juicio, "es una decisión de justicia ética y moral que tiene como objetivo adentrarse en una parte del enorme daño que el terrorismo de ETA ha provocado durante tantos años, denunciando y reconociendo el destierro al que fueron empujados muchos vascos para librarse de la amenaza terrorista".
"Es una decisión que intenta reparar el daño que pretendió la banda terrorista, devolviendo a estas personas una parte de los derechos que les fueron arrebatados", ha añadido.
Para el líder de los populares vascos, se trata de "una iniciativa que pone en primer plano una realidad probada, la de las personas que durante años fueron obligadas a dejar esta tierra por la amenaza de ETA, y que, en modo alguno", las fuerzas políticas pueden "pasar por alto" si de verdad quieren "fortalecer un suelo democrático fuerte en el País Vasco".
"ETA expulsó de Euskadi a muchos vascos y tenemos la obligación de reconocerlo y darles la posibilidad de recuperar la condición de ciudadanos vascos que les arrebataron", ha manifestado.
De esta forma, se ha referido al "rechazo con el que ha recibido Bildu la reforma" y ha apuntado que no le "extraña". "Son directamente responsables de la expulsión de estos vascos. Siguen siendo ciudadanos incómodos para el proyecto de la Euskadi independiente al que quieren arrastrarnos", ha señalado.
A su juicio, "ETA ha renunciado a las armas por el tesón democrático de la sociedad vasca, pero Bildu representa hoy el proyecto de país que siempre ha perseguido ETA". "Y en ese encaje los vascos expulsados siguen siendo mal recibidos y objeto de desprecio", ha señalado.
ALTURA DE MIRAS
Por ello, ha dicho que le "duele más la posición de partidos como el PNV que, en cuestiones de tanta trascendencia, debería demostrar una mayor altura de miras".
"Bildu no puede condicionar la decisión política del PNV por mucho que las elecciones estén a la vuelta de la esquina y por mucho deseo que exista en este partido por recuperar el Gobierno vasco. Por desgracia, los hechos apuntan a otra cosa. La paz en Euskadi va a exigir también que el PNV se distancie de Bildu y marque una posición más valiente y responsable", ha subrayado.
Antonio Basagoiti ha apuntado que "el PNV tiene que aplicarse la valentía que reclama a otros". "Asentar la democracia en Euskadi nos obliga a todos a mirar hacia adelante. Por supuesto que sí. Y nosotros estamos dispuestos a arrimar el hombro y a ser protagonistas de una historia en la que hemos puesto mucho", ha añadido.
No obstante, ha considerado que "también es necesario mirar para atrás y reconocer lo que ha ocurrido en Euskadi en estos años". "Y parece que ese ejercicio no convence al PNV, mucho menos cuando su imagen y la posición mantenida en esos años puede ser claramente cuestionada", ha afirmado.
De esta forma, cree que el PNV "no tiene miedo a un pucherazo" y ha señalado que se trata "sólo de un adjetivo para engordar un titular, palabrería hueca para salir del paso y sortear una realidad que, por muchas razones, le resulta incómoda".
"Porque denunciar fraude a estas alturas sería tanto como dudar de las mismas garantías del sistema democrático del que nunca ha objetado y que, sin embargo, le ha permitido gobernar las instituciones vascas durante más de 30 años. Detrás de ese adjetivo, se esconden otras cosas", ha advertido.
"MIEDOS Y CULPAS"
A su entender, "esas declaraciones ocultan sentimiento de responsabilidad". "Las palabras del PNV esconden miedos y esconden culpa. Esconden miedo a ser señalados por esos ciudadanos vascos expulsados de Euskadi por el terrorismo de ETA porque durante años callaron, porque mientras la amenaza de ETA filtraba el censo vasco miraron para otro lado. Nunca entonces se les escuchó a aquellos dirigentes del PNV hablar de pucherazo porque entonces gobernaban", ha asegurado.
Por ello, ha preguntado "qué le lleva al PNV a pensar que el voto de esos ciudadanos vascos expulsados no contribuirá a sus intereses electorales", y ha replicado que, "seguramente, la indiferencia y la despreocupación que durante años han mostrado por este colectivo de víctimas de ETA, porque también fueron víctimas las personas que por la fuerza tuvieron que dejar sus casas y buscar cobijo en otros lugares".
"En definitiva, la culpa que conlleva no haber sido capaz de levantar la voz para denunciar tan claro atropello y el miedo a recibir hoy castigo por tan injustificado silencio", ha indicado.
En este sentido, ha destacado que "el PNV tiene la oportunidad hoy de reconocer que también se equivocó entonces con su silencio y darles la oportunidad a estos ciudadanos vascos de recuperar una parte de lo mucho que el terrorismo de ETA les arrebató".
"NUEVAMENTE VASCOS"
"El PNV tiene la posibilidad de permitirles a los vascos expulsados por el terrorismo sentirse nuevamente vascos, y de abriles el camino para recuperar su espacio en nuestra sociedad si así lo consideran. Pero el PNV está hoy preso de su pasado, de sus miedos y preso de su culpa", ha reiterado.
Por ello, ha subrayado que él no va a "cuestionar" las conclusiones adoptadas por la comisión de juristas reunida a instancias del Ministerio del Interior.
"Los requisitos referidos para que estas personas puedan recuperar su posición en el censo vasco van a ser todavía objeto de trámite parlamentario y, por tanto, sujetas a cuantas modificaciones y mejoras se consideren. Pero la posición del PNV sólo busca cuestionando estos criterios un escudo político para no verse reflejado en su propio pasado", ha indicado.
Antonio Basagoiti ha apuntado que "la paz en Euskadi hay que construirla con verdad, y la verdad en muchas ocasiones implica reconocer errores y admitir culpas". "El PNV no puede andar al paso que marca Bildu y Otegi en esta cuestión, por mucho que las elecciones se acerquen y su ansiedad por gobernar aumente".
En su opinión, "eso haría redoblar sus errores". "Cuando ETA expulsó de Euskadi a muchos vascos, los dirigentes del PNV de entonces callaron. Confío en que Urkullu y los suyos sepan marcar un camino propio y distanciarse de lo que fue un claro error de sus predecesores", ha aseverado.
El presidente del PP vasco ha resaltado que "la Euskadi de Bildu, la misma que pretendió ETA matando y expulsando de Euskadi a muchos ciudadanos vascos, no puede coincidir en nada con la Euskadi del PNV. Necesariamente debemos coincidir en este camino democrático, en el del reconocimiento del daño causado por el terrorismo, más allá de intereses electorales y partidistas". "Con un solo vasco expulsado que quiera recuperar su condición de ciudadano vasco, estamos obligados a entendernos", ha concluido.