Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batet (PSC) propone aumentar la baja por paternidad y hacerla "obligatoria e intransferible"

Culpa a Rajoy e Iglesias de la repetición de las elecciones
La candidata del PSC por Barcelona en las elecciones generales, Meritxell Batet, ha propuesto incrementar de dos a cuatro las semanas de baja por paternidad y progresivamente convertirla en "obligatoria e intransferible".
Batet ha presentado este viernes sus propuestas en materia de empleo en el marco de un diálogo junto al diputado y primer secretario de las Juventudes Socialistas de Catalunya (JSC), Pol Gibert, y el director del foro 'El trabajo en el siglo XII', Francesc Castellana.
"Los gobiernos del PP y CDC han dado la espalda a la ciudadanía y han obligado a los parados a buscar empleo por su cuenta", algo que los socialistas revertirán de inmediato si llegan al Gobierno tras el 26J.
Entre las medidas más urgentes en materia de empleo que los socialistas quieren desplegar destaca la de aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores como instrumento para derogar la reforma laboral y generar puestos de calidad.
Las mujeres y los jóvenes son dos de los colectivos que los socialistas quieren proteger especialmente y por ello se ha comprometido a crear una ley de igualdad salarial para que los hombres no cobren más por razón de género y lograr que la mitad de los jóvenes parados vuelvan a tener oportunidades.
Según Batet, las mujeres cobran actualmente un 24% menos que los hombres por el mismo empleo y los jóvenes están siendo especialmente afectados por la precariedad: "Hay que acabar con esto. Los socialistas decimos 'sí' al trabajo digno".
Alcanzar este objetivo es algo urgente y ha tenido que posponerse por culpa del presidente en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, y el de Podemos, Pablo Iglesias, que han antepuesto "sus intereses" partidistas, han bloqueado el pacto y han provocado unas nuevas elecciones.
Ambos han contribuido a agudizar las cuatro características del mercado laboral actual: paro, precariedad, temporalidad y desprotección: "La situación del empleo en España y en Catalunya es un desastre".
NEGOCIACIÓN COLECTIVA
Batet también ha propuesto recuperar la negociación colectiva, incrementar el salario mínimo interprofesional un 4% en el primer año y que en la segunda legislatura equipararlo al 60% del salario medio, y luchar contra los falsos autónomos.
Sobre esta última figura, Batet ha detallado que quiere incluirla en el nuevo estatuto de los trabajadores para que tengan "los mismos derechos laborales" que el resto, como también quiere que mejorar los subsidios y las ayudas.
Además, ha destacado la necesidad de crear una economía diferente a través de la inversión en investigación e innovación: "Queremos ser más competitivos en estos elementos y no en salarios bajos, que es lo único que nos ha ofrecido la derecha española y catalana".
El diálogo ha contado con la participación de Lina Campo, una camarera de piso de 42 años que ha alertado de su precariedad laboral, con jornadas de más de ocho horas limpiando habitaciones, sin vacaciones, con un salario muy por debajo del mínimo interprofesional y "con mucho dolor por todo el cuerpo", que no se reconoce como enfermedad laboral.
CAMARERAS DE PISO
Precisamente este mismo viernes y a través del diputado Pol Gibert, el PSC ha registrado una propuesta de resolución en el Parlament para mejorar las condiciones laborales de la camareras de piso, dedicadas a la limpieza de habitaciones y otros espacios en hoteles y otros establecimientos turísticos.
Según destacan los socialistas en el documento, recogido por Europa Press, en Catalunya hay unas 15.000 camareras de piso, algunas de ellas cobrando entre 300 y 400 euros al mes "cuando antes de la reforma laboral cobraban mil", y son un estandarte de la precariedad.
Con esta iniciativa, el PSC quiere instar al Govern a vigilar las cargas de trabajo de este colectivo, que el Instituto de Seguridad y Salud Laboral (ISSL) analice las condiciones de ergonomía y el sobreesfuerzo para evaluar los riesgos para la salud, e impulsar un acuerdo entre patronal y sindicatos para limitar las unidades máximas de carga de trabajo.
Además la propuesta de resolución persigue instar al Govern a impulsar una campaña para detectar y combatir el fraude en contratos, tener presente la perspectiva de género en todas las actuaciones --la mayoría son mujeres-- y exigir al Estado que derogue la reforma laboral.