Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beiras prioriza la "unidad popular" de En Marea para "derrotar" al PP sobre la cuestión del partido instrumental

Insiste en que En Marea "no acaba ahora" y defiende la necesidad de trabajar teniendo como "horizonte" los comicios autonómicos
El portavoz nacional de Anova, Xosé Manuel Beiras, ha priorizado este sábado la "unidad popular" de la coalición En Marea --integrada por Esquerda Unida, Podemos Galicia y Anova-- sobre la cuestión del partido instrumental, la fórmula jurídica que defiende la mayoría de los militantes de Anova para concurrir a las elecciones generales del próximo 26 de junio.
A pesar de defender la fórmula del partido instrumental para "impedir" que la Mesa del Congreso vuelva a cometer la "travesura" de dejar a En Marea sin grupo propio, Beiras ha antepuesto la "unidad popular" con el objetivo de "derrotar al enemigo principal", en alusión a los populares.
Es más, ha rechazado "reventar" una "larga marcha" por la cuestión del partido instrumental: "No me da la gana", ha subrayado el veterano político nacionalista a los medios durante un receso en unas jornadas sobre la deuda pública organizadas por Alternativa Galega de Esquerda.
No obstante, ha precisado que la cuestión del partido instrumental "no está cerrada" en tanto en cuanto "hay cuestiones que no dio tiempo a resolver". Por ello, ha explicado que existe un "compromiso" de que, pasado el 26 de junio, se abordarán determinados asuntos --como el caso del partido instrumental-- que no se trataron, a su juicio, "satisfactoriamente".
En concreto, Beiras se ha pronunciado de este modo tras ser preguntado por los resultados de las votaciones de la militancia de Anova, la cual expresó, por un lado, su preferencia por un partido político como fórmula jurídica para concurrir a las elecciones del próximo 26 de junio y, por el otro, validar la coalición En Marea.
POLÍTICOS QUE DICEN "TONTERÍAS"
"Los militantes de Anova demostraron tener el caletre mucho mejor amueblado que buena parte de los cuadros dirigentes políticos de la izquierda actual", ha defendido el histórico dirigente nacionalista, quien cree que hay determinados representantes políticos dentro de la "izquierda rupturista" que dicen "tonterías", al "empeñarse" en rechazar la fórmula del partido instrumental --Podemos Galicia y Esquerda Unida se opusieron a la vía del partido para la repetición de las generales--.
"Nosotros trabajamos por el país, no por carguitos", ha resaltado, para luego hacer hincapié en que la fórmula del partido instrumental supone una "táctica jurídico-política" que "desaparece después de las elecciones".
"Es una cuestión de responsabilidad", ha opinado Beiras, quien defiende dicha fórmula para que el sujeto político, que es el pueblo gallego, logre tener lo que "le corresponde" como "grupo parlamentario". Con todo, ha recordado que la consecución de dicho grupo depende primero de que En Marea obtenga, al menos, cinco diputados, así como los porcentajes requeridos en cada provincia. "Si no hay unidad popular seguro que fracasa", ha opinado, evidenciando la necesidad de priorizar la coalición En Marea a la fórmula del partido instrumental.
HIPOTÉTICO CAMBIO EN LAS CORTES
"Si hay un cambio rotundo en la composición de las Cortes, si la izquierda emergente llega a ser la fuerza más votada o queda de segunda fuerza y tiene un peso que nadie puede negar, entonces la composición de la Mesa del Congreso varía y garantizaría que, obteniendo las condiciones que cumplimos en las anteriores elecciones, no se nos niegue grupo parlamentario", ha relatado a los periodistas.
Acto seguido, ha hecho hincapié en que En Marea "no acaba ahora" --en alusión a las generales-- y, por ello, ha defendido la necesidad de trabajar teniendo como "horizonte" los comicios autonómicos y "la quiebra del régimen de la segunda restauración borbónica". "Ese es el norte y esto es una larga marcha", ha apostillado.
Por último, ha puesto como ejemplo a su partido, a Anova: "Otra vez la militancia decidió qué candidatos iban a ser elegidos por Anova para ser propuestos como candidatos de En Marea".
Asimismo, ha recordado que la ética ha de estar por "delante" de la política y que es el pueblo "quien más ordena". Con todo, ha asegurado que su partido no le marcará a Podemos Galicia y Esquerda Unida lo que tienen que hacer. "No somos déspotas", ha ironizado.