Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beiras critica el uso de "leyes de excepción" con los miembros de Resistencia Galega, que "aún no mataron a nadie"

Llama a imaginarse el caso de una madre cuyo hijo "exasperado entra en circuitos y acaba cogiendo una olla exprés"
El portavoz de Alternativa Galega de Esqueda (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha aprovechado su intervención en la rueda de prensa posterior a la Xunta de Portavoces para sacar a colación de la actitud de los populares, --según él-- de "resolver los conflictos con la represión pura y dura", la condena a integrantes de Resistencia Galega, al respecto de la cual ha criticado la aplicación de "leyes de excepción" contra personas que "aún no mataron a nadie".
Si bien en su discurso ha asegurado que el uso de explosivos "a lo mejor reventó un cajero", lo cual es "absolutamente condenable", Beiras ha cargado fundamentalmente contra lo que considera una falta de "igualdad" de trato a los ciudadanos.
De esta forma, ha comparado esta condena con el hecho de que el yerno del Rey, Iñaki Urdangarín, implicado en la investigación del conocido como caso Nóos --por fraude de fondos públicos--, "sale en las playas y tiene el descaro, él que está encausado, de reclamar que se le retire al juez Castro" la causa.
Beiras ha propuesto "imaginarse a una madre" con varios familiares en paro y con un hijo, con estudios superiores, al que le "deniegan becas para continuar con la formación". Y que, ha continuado, "resulta que uno de sus hijos que defiende ideales, pierde el control" y "ese rapaz exasperado entra en circuitos y acaba cogiendo una olla exprés, que al final no mató a nadie".
CENSURA AL PROCESO
Este ejercicio lo hizo a modo de introducción para referirse al proceso judicial de los miembros de Resistencia Galega, en el cual él mismo participó como testigo en una comparecencia en la que, recordó, cuando preguntó si podía aportar alguna cuestión más le espetaron un "¡cállese!", que este martes ha comparado con la represión franquista.
Así las cosas, el veterano político ha criticado las "leyes de excepción anticonstitucionales, los tribunales de excepción análogos", y se ha referido a que la propia Amnistía Internacional había denunciado esas normativas, que, en palabras del parlamentario, "provocan indefensión".
Dicho esto, en un discurso en el que ha mezclado la condena a estos miembros de Resistencia Galega con el veto a la comisión de investigación del accidente ferroviario y las llamadas al orden por parte de la presidenta del Parlamento --incluidas sanciones a los diputados-- con las que "pretenden demonizarles", Beiras ha advertido que su grupo "va a seguir defendiendo a toda clase de ciudadanos violados en sus derechos sociales, laborales; a mayores, mujeres, parados; y a los que están sometidos a leyes anticonstitucionales y antidemocráticas, que violan los derechos fundamentales".
Tras conocerse la sentencia el pasado jueves, Beiras, como portavoz nacional de Anova, tachó las penas a cuatro miembros de Resistencia Galega (de entre 10 y 18 años) como "duras condenas que hay que encuadrarlas en la política reaccionaria de involución a respecto de los derechos cívicos y democráticos que se viene practicando por los gobiernos del Estado español".