Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez de Belfast ordena la extradición de De Juana Chaos a España

Después de más de 14 meses de proceso, el juez instructor, Thomas Burgess, rechazó todos los argumentos de la defensa en contra de la extradición y expresó su confianza en el sistema judicial español.
El juez instructor, Thomas Burgess, analizaba  desde el pasado abril los alegatos de la defensa de De Juana -a quien reclama la Justicia española desde noviembre de 2008- en contra de la sentencia del 10 de marzo de 2009 por la que se autorizaba su devolución a España.
El magistrado consideraba que el delito de enaltecimiento del terrorismo que le imputa la Justicia española es susceptible de extradición, en virtud de la ley británica sobre terrorismo de 2006.
La defensa había asegurado que "existe un alto riesgo" de que el estado de "depresión y estrés postraumático" de su cliente empeore si regresa a España, porque no descarta comenzar una huelga de hambre que podría provocar su "muerte". Su delicado estado de salud, según el letrado, es fruto de los malos tratos y de los largos periodos de aislamiento sufridos durante parte del tiempo que pasó en prisión en España por el asesinato de 25 personas.
Sus abogados también tachan de "defectuosa", "contradictoria" y "demasiado vaga" la orden europea de detención cursada por la Audiencia Nacional española para la detención del ex jefe del "Comando Madrid" de ETA.
La defensa sostiene que la orden se basaba en informaciones periodísticas que reproducían las palabras de una carta leída por una mujer en el homenaje que se rindió en agosto de 2008 en San Sebastián a De Juana -ausente de ese acto- tras su salida de la cárcel.
Los abogados de De Juana han asegurado que van a apelar para lo que se abre ahora un plazo de siete días.  
El juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional, pidió la entrega de De Juana, a fin de poderle interrogar sobre la carta.
El proceso podría prolongarse ya que, una vez que Burgess se pronuncie sobre las alegaciones, el caso podría pasar al Tribunal de Apelaciones de Belfast y, posteriormente, al Tribunal Supremo en Londres, máxima instancia judicial del Reino Unido.
  LA