Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica, refugio de ETA desde los ochenta

Varios miembros de la banda terrorista ETA han utilizado Bélgica como refugio para huir, al menos desde la década de los ochenta, según los datos recogidos por Europa Press. Además del arresto este viernes del etarra Ventura Tomé Queiroga, ya en agosto de 2010 fue detenido en la localidad de Ostende, Luis María Zengotitabengoa, que tenía en vigor una orden de detención por su relación con el intento de transporte de explosivos de la banda a Portugal.
Bélgica fue uno de los primeros países en extraditar a presuntos miembros de ETA, aunque ha mantenido también varios litigios con las autoridades españolas cuando éstas le han reclamado la entrega de supuestos terroristas.
En todo caso, la presión de las fuerzas de seguridad ha forzado en los últimos tiempos a los militantes de ETA a explorar escondites más allá del sur de Francia y eso les ha obligado a desplazarse cada vez más al norte de Francia y países vecinos, como Bélgica.
PRIMERA EXTRADICIÓN EN 1984
La primera extradición procedente de Bélgica tuvo lugar en julio de 1984, cuando llegaron a Madrid Joseba Mirena Artetxe, 'Txistu', luego absuelto por la Audiencia Nacional, y Salvador Ormaza Corral, 'Yosu'. Desde aquel año hasta 2005 no hubo más extradiciones ni expulsiones desde Bélgica.
Así, en 1993, fueron arrestados en la localidad de Vilvoorde Luis Moreno y su mujer Raquel García, ambos presuntos colaboradores del 'comando Vizcaya', pero el Gobierno belga paralizó en 1996 la extradición solicitada por la Audiencia Nacional y posteriormente se les puso en libertad provisional.
Algo parecido ocurrió en el caso del supuesto etarra Enrique Pagoaga, 'Peixotin', que llegó a Bélgica procedente de Venezuela con un pasaporte falso y fue detenido. Las autoridades del país le pusieron en libertad tiempo después y, aunque no se le concedió asilo político, se le dio la posibilidad de obtener la residencia legal.
En el caso de Ricardo Cruz Maiztegui, fue el Gobierno belga el que decidió su extradición a España tras ser detenido en Bruselas, pero el Consejo de Estado de aquel país la suspendió, aunque le denegó su solicitud de asilo político.
ENTREGADO EL ASESINO DE FERNANDO BUESA
Hasta 2005 no se produjo otra extradición desde Bélgica. El 6 de julio de ese año llegaron a España los presuntos etarras Diego Ugarte López de Arkaute y Jon Gómez López en cumplimiento de la decisión del Tribunal Supremo belga, que autorizó su extradición en mayo de 2004.
Por el asesinato del dirigente socialista Fernando Buesa y de su escolta, Ugarte fue condenado a cien años y tres meses de prisión. Gómez López estaba reclamado desde el año 2000 por la Audiencia Nacional por una condena de 17 años de cárcel por un delito de terrorismo callejero.