Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlusconi asegura que tiene "los números" para seguir con su Gobierno

El presidente de la Cámara de Diputados italiana, Gianfranco Fini, durante la rueda de prensa celebrada en Roma este viernes, un día después de ser expulsado por Silvio Berlusconi del partido que fundaron juntos. EFEtelecinco.es
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró hoy que tiene "los números" parlamentarios necesarios para continuar adelante con su Gobierno, tras la crisis en el seno de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), que ha motivado la expulsión de su co-fundador, Gianfranco Fini.
En un mensaje divulgado a través de la página web del movimiento "Promotores de la Libertad", perteneciente al PDL, Berlusconi afirmó además que ahora podrá gobernar de un modo "más sereno", después de la crisis que ha motivado la escisión de un grupo afín a Fini en la Cámara de los Diputados y el Senado.
"Tenemos los números para seguir adelante, así como tenemos bien claro el programa que tenemos que llevar a cabo y, gracias a esta elección sufrida, pero necesaria, estamos en condiciones de gobernar de modo más sereno y con claridad", indicó el primer ministro.
"Tenemos por delante tres años en los que, superadas las emergencias y aparcadas las polémicas inútiles, nos dedicaremos con determinación a las reformas: la gran reforma de la Justicia, la reforma fiscal para reducir los impuestos y la reforma de la arquitectura institucional del Estado", agregó.
El primer ministro se mostró además determinado a cumplir hasta el final de la legislatura, en 2013, la promesa electoral de crear una Italia más moderna, más segura, más próspera y menos "oprimida" por los impuestos y la burocracia.
Para ello, Berlusconi instó a los seguidores del movimiento de los Promotores de la Libertad a que hagan conocer a los italianos "la verdad sobre los hechos", desmintiendo reconstrucciones "equivocadas e interesadas" de la crisis con Fini, que ha generado un auténtico revuelo político en el país.
"Sólo así el Pueblo de la Libertad podrá seguir siendo una fuerza política cohesionada, libre en la discusión, pero compacta en las decisiones, una fuerza política sobre todo unida en la voluntad de hacer reformas", apuntó Berlusconi.
Las palabras del primer ministro llegan después de que muchas voces, sobre todo de parte de la oposición italiana, hayan cuestionado la estabilidad de su Gobierno, ya que la crisis de las últimas horas les puede hacer perder la mayoría absoluta en Senado y Cámara de los Diputados, tras la formación del grupo parlamentario "Futuro y Libertad para Italia" con los miembros del PDL afines a Fini.
"Ayer tuvimos que tomar una decisión difícil, pero ya inevitable, porque así no se podía seguir. Hemos sido obligados a tomar nota de que la confianza del PDL hacia el papel de garantía del presidente de la Cámara (Baja, Fini) se ha agotado y esto se ha verificado no por elección nuestra", afirmó Berlusconi.
"Han sido, por el contrario, Fini y algunos parlamentarios afines los que han provocado esta insalvable división, que ha creado desconcierto entre nuestros seguidores, que ha consternado a nuestros electores y que ha creado un grave desgaste de la imagen del Pueblo de la Libertad", añadió.
El primer ministro afirmó además que, durante dos años, algunos dentro de su partido se han dedicado a "remar en contra" mientras su Gobierno sacaba el país adelante de la "crisis económica más grave desde 1929.
Algunos "han echado un cable a nuestros enemigos: a la oposición, a los sectores politizados de la magistratura, a cierta prensa, a los peores justicialistas, acreditando de este modo una imagen falsa y difamatoria del Pueblo de la Libertad", comentó.