Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bernad prometió a López Negrete ir a un notario para asegurar la permanencia de Manos Limpias el día antes de su arresto

La abogada Virginia López Negrete recomendó al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, nombrar un vicepresidente para garantizar la permanencia del sindicato en causas judiciales, como 'Nóos', después de que algunos medios hubieran publicado que la Policía estaba investigando a la organización.
Bernad prometió a la letrada que al día siguiente acudiría a un notario para designar un sucesor con el fin de asegurar el funcionamiento de Manos Limpias, según consta en una conversación intervenida en el marco de la operación 'Nelson' con fecha del 14 de abril, un día antes de que el secretario general del sindicato y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, fueran detenidos.
López Negrete ha confirmado a Europa Press que se enteró por la prensa de las investigaciones en torno a Manos Limpias, habló con otro abogado que trabajaba para el sindicato y, tras ello, llamó por la noche a Bernad para pedirle que este caso no afectara a la actividad de los letrados en los tribunales.
"Solo le pido una cosa, yo no se cómo funciona el sindicato ni los órganos de administración, pero que los abogados podamos seguir trabajando porque yo me he dejado la piel durante años. El me dijo que sí, que al día siguiente por la mañana iría a un notario", ha explicado, después de que ella le comentara que la cosa "no olía nada bien" según las informaciones.
López Negrete ha asegurado que nunca ha cobrado de Manos Limpias por su actuación en el 'caso Nóos' y que desconocía cualquier intento de chantaje para retirar la acusación contra la Infanta Cristina.
El juez Santiago Pedraz investiga si el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, prometió "plegar velas" contra la hija del Rey Juan Carlos a cambio de tres millones de euros. "Tendrá que plegar velas y punto", dijo Pineda en una conversación telefónica, en la que agregó que la letrada ya había tenido su "momento de gloria" y tendría que asumir la decisión le gustara o no, según hizo constar en un auto.