Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bernardino León sugiere que tanto Rajoy como Sánchez deberían dar "un paso atrás"

Cree que el resultado del PSOE debió motivar "una reflexión la misma noche electoral" y no ve un fracaso si se repiten las elecciones
El que fuera secretario de Presidencia con José Luis Rodríguez Zapatero, Bernardino León, considera que tanto el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, como el líder del PSOE, Pedro Sánchez, deberían dar "un paso atrás".
Es más, en el caso de Sánchez, ha afirmado que su resultado electoral, en cualquier partido socialdemócrata de cualquier otro país "habría llevado a una reflexión la misma noche electoral". León ha recordado que él apoyó a Eduardo Madina frente a Sánchez en su empeño por dirigir el PSOE y ha recalcado que "la política es así" y que lo importante no son los personalismos.
"Ganó él y le hemos dado todo nuestro apoyo, pero ahora su proyecto no ha sido respaldado por los ciudadanos, pues vamos a otra cosa", ha defendido, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.
En el caso de Rajoy, cree que debe reflexionar sobre su actitud en los últimos años, por haber construido un relato en el que el Gobierno Zapatero era "el culpable de todos los males del país" y él iba a resolverlos todos.
Y le ha afeado además su oposición a "intentar resolver con diálogo los problemas de Cataluña" --en alusión al Estatut-- lo que, a su modo de ver, no era visto por nadie como una "solución perfecta", pero era "la mejor opción para intentar seguir manteniendo la estabilidad y el Estado". "Ahora nos encontramos en una situación muy difícil", ha lamentado.
León es partidario de un "gran pacto" que piense en el futuro de España poniendo las "luces largas" y no pensando en "sobrevivir como partidos" o mantenerse en cargos, y cree que tanto el PSOE como el PP están cometiendo errores y pecando de falta de "grandeza".
"LA SOLUCIÓN MÁS VIRTUOSA, DESPUÉS DE DESCARTAR LAS DEMÁS"
El ex alto cargo socialista, que había acudido a la entrevista para explicar su labor --ya finalizada-- de mediador en Libia, considera que tanto a este país como a España se les puede aplicar una máxima del exministro israelí Abba Eban: "Los países acaban optando por la opción más virtuosa, después de haber descartado todas las demás".
A su juicio, la opción virtuosa es la de "un gran pacto", porque en Cataluña hay un "riesgo de inestabilidad muy profunda" y de amenaza a la esencia de lo construido en el último medio siglo, y también para hacer frente a una crisis económica también muy profunda, relacionada con el hecho de que el país "no tiene modelo económico", no puede seguir con el de sol y playa y no tiene uno alternativo.
Por eso, ha pedido que se ponga el foco en los verdaderos problemas y en darles una solución que dure 50, o al menos 20 años. Si no se puede, ha recordado que está la fórmula de repetir elecciones, porque lo que está en juego es tan serio que exige una solución para gobernar que sea sólida.