Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bescansa (Podemos) celebra que el PP acepte un debate a cuatro y considera una "anormalidad" que antes se opusiera

La secretaria de Análisis Político y Social, Carolina Bescansa, ha celebrado este miércoles que el Partido Popular acepte un debate a cuatro entre los principales candidatos a la presidencia del Gobierno y ha calificado como una "anormalidad democrática" que antes rechazara que Mariano Rajoy se enfrentara a Pablo Iglesias, Pedro Sánchez y Albert Rivera, como ocurrió el pasado 7 de diciembre, cuando al debate televisado entre los candidatos acudió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
Bescansa considera "una respuesta de normalidad democrática" la propuesta del PP de un debate a cuatro porque "en democracia, lo normal es que los principales aspirantes participen en esos debates". Según la dirigente de Podemos, lo que era "una anormalidad" era seguir "discutiendo si era posible o no" reunir a los candidatos de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos.
"Todos los candidatos y candidatas debemos aceptar todos los debates que la ciudadanía quiera escuchar y los medios quieran plantear. Estamos aquí para dar explicaciones y explicar nuestras propuestas", ha añadido Bescansa que, por contra, ha criticado al PSOE su negativa a poner frente a frente a su candidato, Pedro Sánchez, con el de Podemos, Pablo Iglesias.
"Es un poco triste que haya quien, a estas alturas, se repliegue a posiciones que rechazan fórmulas de debate. El debate es esencial para la democracia y es consustancial a las elecciones", ha defendido en declaraciones a los medios antes de participar en un acto de su partido en el madrileño barrio de Villaverde.
Del mismo modo, Bescansa no ha rechazado la posibilidad de que se produzca un cara a cara entre Rajoy e Iglesias, ya que les considera los dos candidatos "con más posibilidades" de convertirse en presidente del Gobierno tras el 26-J, aunque "el escenario de fragmentación política" de España la decanta por la opción del debate a cuatro.