Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Besteiro asegura que dimite "libremente" convencido de que será "lo mejor para el partido y el país"

Indica que Pedro Sánchez no influyó en su decisión, sino que "la respetó" cuando se la comunicó en días pasados
José Ramón Gómez Besteiro ha protagonizado este viernes su segundo paso atrás en la última semana tras presentar su renuncia a seguir al frente del PSdeG apenas seis días después de anunciar que no concurriría a las primarias socialistas para intentar ser candidato a la Presidencia de la Xunta. Se trata de una decisión, como ha dicho, "libre, personal y responsable" que busca "lo mejor para el partido y para el país".
En una multitudinaria rueda de prensa, tras comunicar su dimisión a su ejecutiva, Besteiro ha tomado la palabra en castellano --por deferencia hacia los medios nacionales-- para asegurar que a partir de ahora será "un militante más" y para dar cuenta de que retomará su actividad profesional, la abogacía, que dejó cuando el exalcalde de Lugo Xosé López Orozco lo convenció para que formara parte de su candidatura en 1999.
Esta decisión se produce justo una semana después de que la jueza Pilar de Lara abriese una nueva investigación sobre su gestión como presidente de la Diputación de Lugo y sumase seis delitos a los cuatro que ya le atribuye en el caso Garañón, relativo a su etapa como concejal de Urbanismo. "Continuaré con mi defensa, como cualquier ciudadano, seguro de mi total y plena inocencia", ha proclamado el ya exlíder socialista, quien ha declinado entrar en los comentarios del PSOE de Lugo sobre la "politización" de la magistrada.
Sin perder la sonrisa, y tras agradecer los "apoyos" que ha recibido en los últimos días, ha respondido a los periodistas que su jefe de filas, Pedro Sánchez, no influyó en su decisión, sino que "la respetó" cuando se la comunicó en días pasados. Tampoco guarda relación su marcha --"en absoluto", ha dicho-- con la opinión vertida por otros líderes autonómicos de su partido, como la andaluza Susana Díaz, quien presionó para su salida recordando que en su federación "se asumen responsabilidades más allá del código ético".
"NO SER EXCUSA PARA EL CAMBIO"
Eso sí, al igual que hizo cuando anunció que no se presentaría a las primarias, ha puntualizado que su voluntad es "no ser utilizado como excusa para el cambio" que se necesita, a su juicio, en Galicia y en España. "Es una cuestión primordial", ha subrayado Besteiro, para quien su formación puede "protagonizar" una nueva etapa.
Y, antes de dejar claro que no concibe la política como "un proyecto personal" sino "colectivo", ha explicado que sus "reflexiones" de la última semana le han llevado a dimitir. "Es lo que debo hacer", ha argumentado, convencido de que "un dirigente político nunca debe olvidar el principio de responsabilidad".
"NO SABEN DE QUÉ ESTÁN HABLANDO"
No obstante, al ser cuestionado sobre si su marcha es una respuesta a aquellos dirigentes populares que a lo largo de esta semana compararon su caso con el de la exalcaldesa de Valencia y senadora del PP Rita Barberá, ha ironizado al señalar que "honestamente" cree que "no saben de qué están hablando".
Acerca de si cree que su decisión puede marcar el futuro del código ético del PSOE, que fija en la apertura de juicio oral la exigencia de responsabilidades políticas, ha apuntado que esa norma sigue "vigente" y que su decisión la toma con "la sana intención" de que sea "la mejor" en este momento.
¿EL FUTURO?
Sobre el futuro de su partido no ha querido pronunciarse alegando que ya no se encuentra al frente, pero ha descartado que vaya a producirse "ningún tipo de vacío" con su marcha.
"El partido seguirá funcionando, como siempre", ha indicado, toda vez que existen "mecanismos estatutarios" para dar respuesta a "situaciones de todo tipo". En este caso, Ferraz ha constituido una gestora con la que fue la secretaria de Organización del PSdeG en la última etapa, Pilar Cancela, al frente.
De ella ha destacado que se trata de "una extraordinaria compañera" que actualmente tiene escaño en el Congreso de los Diputados y preside la Comisión de Igualdad. "Es una persona absolutamente responsable y seria", la ha elogiado, antes de bromear con que no sería él quien dijese "algo negativo" de la mujer que puso al frente del aparato socialista.
Finalmente, Besteiro ha considerado "una enorme distinción" haber sido secretario general del PSdeG. "Es algo que nunca me abandonará", ha enfatizado, para declararse "profundamente orgulloso de este partido". "Me ha dado infinitamente más de lo que yo le he dado", ha concluido.
Y, antes de despedirse de los periodistas que le han "padecido" --según sus palabras-- en este tiempo, ha agradecido la llamada de algunos miembros de otras formaciones, aunque no ha desvelado sus nombres.