Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Betoret niega su implicación y asegura que hará lo mejor para el partido si es imputado

Niega las acusaciones del exgerente de Imelsa Marcos Benavent quien le situa en reuniones con los investigados por reparto de comisiones El presidente del PP de Valencia y diputado en las Corts Valencianes, Vicente Betoret, ha asegurado este jueves que es "absolutamente falso" que haya cometido ni haya tenido conocimiento de ningún hecho delictivo relacionado con la trama Imelsa, y al respecto ha señalado que si le imputan "hará lo mejor para el partido", que no tiene por qué ser necesariamente dimitir, cuestionando así la línea roja marcada por la dirección regional.
Niega las acusaciones del exgerente de Imelsa Marcos Benavent quien le situa en reuniones con los investigados por reparto de comisiones
El presidente del PP de Valencia y diputado en las Corts Valencianes, Vicente Betoret, ha asegurado este jueves que es "absolutamente falso" que haya cometido ni haya tenido conocimiento de ningún hecho delictivo relacionado con la trama Imelsa, y al respecto ha señalado que si le imputan "hará lo mejor para el partido", que no tiene por qué ser necesariamente dimitir, cuestionando así la línea roja marcada por la dirección regional.
Betoret, en rueda de prensa en la que ha comparecido junto a la portavoz del PP en la Diputación, Mari Carmen Contelles y el secretario general en la provincia, Vicente Ferrer, ha negado haber recibido ningún regalo, después de informaciones publicadas que apuntan a que el exgerente de Imelsa Marcos Benavent le haya situado en reuniones en las que los investigados en el caso supuestamente negociaban el reparto de comisiones y que los investigadores ultiman su imputación.
Al respecto, Betoret, que es diputado autonómico, ha atribuido su vinculación en la trama por parte del exgerente de Imelsa al deseo de Benavent de "vengarse de todo aquel con quien haya tenido diferencias". "Hoy me ha tocado a mí y mañana Dios sabe", ha apuntado. Por ello, ha anunciado que ha encargado a sus abogados estudiar si emprenden acciones legales contra Benavent por "poner en tela de juicio su honorabilidad" ya que el "el sufrimiento" de su familia está "por encima de todo".
Betoret ha señalado que no ha recibido ninguna notificación del juzgado y que tiene la "conciencia absolutamente tranquila" y ha descartado asimismo que pueda salir en algunas grabaciones porque tiene "la absoluta seguridad" de "no haber hablado con Benavent ni con Rus --expresidente de la Diputación-- de nada de esto". De hecho, ha asegurado que "no tenía prácticamente relación" con Benavent y que las última vez que le vio, hace mucho tiempo, mantuvo una discusión con él por "un tema político de partido".
Además, ha asegurado que "prácticamente" no asistió a las reuniones del Consejo de Administración de Imelsa en los tres años que fue consejero, por las que se cobraba "la friolera" de 60 euros, y que firmó las cuentas "previa consulta al auditor" de que todo estaba correcto.
Asimismo, ha señalado que desconoce si el ritmo de vida del ex vicepresidente de la Diputación y ex alcalde de Moncada, Juan José Medina, era acorde a sus ingresos porque su relación era sólo "a nivel de partido".
LÍNEA ROJA
Betoret ha recalcado que es una "persona de partido", por lo que si es imputado tomará "la mejor decisión" para el PP que "evidentemente" será una resolución "personal pero hablada" tanto con la dirección regional como nacional y que no tiene por qué ser automáticamente la dimisión.
De este modo, cuestiona así la línea roja marcada por la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, en la rueda de prensa del pasado 5 de febrero, en la que estuvo presente junto a los otros dos presidentes provinciales, en la que la dirigente popular anunció que se pedirán las actas de los concejales investigados por la operación Taula cuando el juez confirme sus imputaciones tras levantar el secreto de sumario.
Sin embargo, ha mantenido que "el día que suceda su imputación, hablaremos" y que en estos momentos "no vamos adelantar acontecimientos". "Tomaré la mejor decisión mejor para los intereses del partido, que está por encima de las personas, porque el partido debe perdurar y las personas siempre pasan", ha argumentado.
Al respecto, ha apuntado que una dimisión puede que no sea "lo mejor para el partido" y ha recordado que en los Estatutos marcan la apertura de juicio oral como momento para cesar del cargo. "Lo mejor para el partido está en el destino y el destino dirá exactamente en cada situación concreta lo que hay que hacer", ha afirmado. Además, ha recalcado que son responsabilidades orgánicas como presidente del PP de Valencia, de las institucionales como diputado son "dos niveles absolutamente diferentes".
Preguntado por si cuando el próximo lunes se levante el secreto de sumario sobre la operación Taula deben dimitir los concejales investigados, ha replicado: "los Estatutos están ahí para cumplirse y a partir de ahí yo no puedo organizar nada de lo que vaya a hacer la persona que tenga que tomar la decisión", ha explicado. Así, ha comentado que "cuando se vea lo que hay en el secreto de sumario a raíz de lo que haya se decidirá que es lo mejor".
Del mismo modo, el secretario general en la provincia, Vicente Ferrer, ha recalcado que "nunca" ha defendido la línea roja porque a las "cuestiones formales se está dando más importantes que las del fondo" cuando "estos temas han de tratarse de forma muy singular porque no hay dos iguales". "Un personaje como Benavent no puede marca la línea del PP ni decidir quién está y quién no está", ha recalcado.
En esta línea, ha señalado que si en el sumario, cuando se haga público, se evidencia que los concejales tienen "la inmensa posibilidad de ser inocentes me parecería ridículo pedirles el acta".