Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los junteros de Bildu de Vizcaya no acudirán al acto de retirada del cartel que pide la paz en Diputación

Los junteros de Bildu de Vizcaya han anunciado que no acudirán este jueves a las once de la mañana al acto de retirada del cartel que pide la paz para Euskadi y que se encuentra colgado desde hace más de diez años en la fachada de la Diputación. La coalición soberanista considera que, aunque "la normalización, la reconciliación y la paz basada en el respeto de todos los derechos humanos es irreversible, el "conflicto no ha acabado aún".
En un comunicado, Bildu ha explicado que, con el anuncio de ETA, se ha concluido la etapa de "largas décadas" de lucha armada y que los cinco puntos de la resolución de la Conferencia de Paz de San Sebastián ofrecen una "hoja de ruta" para lograr la "resolución definitiva e integral del conflicto", que "sólo" se obtendrá mediante el "reconocimiento de Euskal Herria como nación y el derecho a decidir libremente su futuro".
Desde ese punto de vista, ha hecho un llamamiento a los Gobiernos español y francés a que comiencen el diálogo que "afronte las consecuencias del conflicto". "Deben actuar con responsabilidad, en la medida que les corresponde, para aprovechar sin perder más tiempo una oportunidad histórica que nunca antes hemos tenido", han precisado.
Bildu también cree que "ha llegado la hora" de encarar la negociación entre agentes y partidos políticos a través de un diálogo "sin exclusiones, vetos ni límites", con la participación de todas las fuerzas "en igualdad" y con la única condición de que "todos" defenderán y harán "respetar" la solución política que se acuerde "para los problemas políticos que subyacen en el conflicto".
A su juicio, la última palabra debe estar en manos de la ciudadanía, a quien ha llamado a colaborar y apoyar el proceso abierto. "El barco que nos va a llevar a la paz, la democracia y la libertad necesita de la participación y el empuje de la ciudadanía para llegar a buen puerto. ¡Empujemos todos en la dirección de la solución democrática!", ha propuesto.