Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bildu cree que "la olla catalana explotará de un momento a otro" y Rajoy no podrá parar "el anhelo catalán"

Advierte de que Rajoy "va a tener un problema que se va a ir agravando" si no acepta las reclamaciones sobre paz de los vascos
El parlamentario de EH Bildu y secretario general de EA, Pello Urizar, ha afirmado que "la olla catalana está a punto de explotar de un momento a otro" y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no va a poder "parar" el "anhelo" soberanista de la sociedad catalana. Además, ha advertido de que Rajoy "va a tener un problema que se va a ir agravando", si no acepta las reclamaciones sobre paz de los vascos.
En una entrevista concedida a Herri Irratia-Radio Popular, recogida por Europa Press, Urizar ha indicado que la realidad catalana "cambia de semana a semana" y, sobre todo, en base a los "diferentes pronunciamientos que hacen, o bien el presidente de la Generalitat de Cataluña o alguno de sus consellers".
El parlamentario de EH Bildu ha indicado que está "claro" que "no hay incertidumbres" en la voluntad de la sociedad catalana que se expresó en la Diada cuando se vio "a dos millones de personas en la calle dispuestos a llegar hasta el final".
A su juicio, eso tiene que "hacer pensar a mucha gente", sobre todo, en Cataluña, pero "también a mucha gente en Euskal Herria" porque cree que la sociedad vasca también tiene capacidad de "llevar un proceso de ese tipo adelante". Además, considera que también debe hacer reflexionar en Madrid porque Rajoy está "muy equivocado" si cree que, "con la callada como respuesta", se va a parar ese "anhelo de la sociedad catalana".
"No tengo una bola de cristal, no sé si al final se hará o no se hará esa consulta del 9 de noviembre, pero lo que sí tengo claro es que lo que vi el 11 de septiembre en Barcelona no se va a terminar, se haga o no se haga esa consulta", ha añadido.
A su juicio, "la olla catalana está a punta de explotar de un momento a otro" y ha indicado que, ante esa realidad, al Gobierno central "le da igual" y, para "lo que ellos llaman realidades periféricas no tienen ni tiempo ni interés".
Pello Urizar ha señalado que "lo más lógico" en este tipo de procesos es lo que, "en su día nos enseñó el proceso en Quebec o el que se acaba de ver en Escocia". En este sentido, ha destacado que los gobiernos de Canadá y de Reino Unido reconocieron que una mayoría cualificada tenía "derecho a decidir su propio futuro más allá de reconocimientos históricos o no reconocimiento de ellos".
"Que se reconozca que cuando una mayoría social pone encima de la mesa ese requerimiento tiene la legitimidad y hay que darle la palabra. Lo dijo Cameron al día siguiente del referéndum escocés y lo dijo no solo para Escocia, sino que creía que era el mejor ejercicio que se podía hacer y lo iba a hacer también en las otras naciones del Reino Unido", ha apuntado.
Urizar cree que ese es "el recorrido más lógico", pero ha indicado que "está claro" que, "por desgracia, no hay enfrente a un Gobierno con la cultura democrática que puede tener el Reino Unido". En este sentido, ha señalado la "legitimidad" del pueblo vasco o del catalán tiene "tanta o más" que la del escocés o de cualquier otro pueblo.
El representante de EH Bildu ha destacado que es "envidiable" la "normalidad" del proceso escocés en un tema de "tanta trascendencia" que no tiene que "generar ninguna confrontación". Por lo tanto, ha apuntado que se "desmiente lo que una y otra vez han dicho los agoreros que están en contra de la consulta tanto en Cataluña como en Euskal Herria" sobre que estos procesos "confrontan a la sociedad".
LEGALIDAD
El parlamentario vasco cree que "hay que cumplir la legalidad" y ha asegurado que los catalanes "la están cumpliendo" porque no están dando "ningún paso fuera de esa legalidad". "Pero lo que sí es verdad que, en el momento en que la legalidad se convierte en contrario en la libertad, la Ley se cambia. Las leyes no son algo fijo que se quedan eternas", ha afirmado.
Además, considera que también hay "agarraderos en la legislación internacional que permiten dar ese salto". "Si es verdad que es arriesgado porque ya sabemos como funcionan los estamentos españoles pero los líderes políticos que asumen ese compromiso, yo creo que tienen que asumirlo hasta el final", ha apuntado.
En relación al proceso para un nuevo estatus en Euskadi y a la convivencia y paz, cree que, ante la actitud del Gobierno central, se debería llegar a un acuerdo previo en el País Vasco.
"Primero tenemos que llegar a un acuerdo aquí, tenemos que tener propuestas encima de la mesa y para eso las herramientas que tenemos, entre ellas, la propia ponencia de paz, que tiene que avanzar", ha añadido.
HITZEMAN
Asimismo, se ha referido al programa 'Hitzeman' del Gobierno vasco para la reinserción de presos, ha señalado que "es un querer y no poder del Gobierno vasco", y ha apuntado que fue la que le presentó el lehendakari a Mariano Rajoy, que "ha dado la callada" por respuesta.
"Esta propuesta tiene esa carencia porque, como no haya un mínimo compromiso por parte del Gobierno central, se va quedar en una propuesta encima de la mesa que se va a enfriar", ha dicho.
En esta línea, ha apuntado que "da la sensación de que no podía tenerlo más en el cajón el Gobierno Urkullu y ha tenido que sacarlo para trasladar que está haciendo algo".
"Pero sí es verdad que lo que tenemos claro en este sentido es que, mientras el Gobierno de Rajoy esté bloqueándolo, tenemos un problema en este país porque no vamos a poder avanzar como quisiéramos. Y, además, si el Gobierno de Urkullu da prioridad a esos contactos y a ese compromiso con Rajoy a adoptar compromisos con otros partidos, creo que la fórmula es la equivocada", ha subrayado.
A su juicio, el PNV y el Gobierno vasco "no pueden intentar erigirse en ese papel de intermediarios entre el Ejecutivo central y la sociedad vasca porque no hay voluntad por parte del Gobierno de Rajoy".
"Lo que tienen que hacer es llegar primero aquí a un acuerdo con la sociedad vasca y trasladársela a Mariano Rajoy para decir que, si no atiende a esas peticiones y propuestas, va a tener un problema que se va a ir agravando", ha apuntado Urizar que cree que, una vez desaparecida la violencia de ETA, "las urgencias de Madrid respecto al País Vasco también han desaparecido".