Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Billy el Niño' alega que un grupo terrorista planeó su "secuestro y ejecución" para pedir que no se grabe su rostro

La Audiencia Nacional ha impedido captar imágenes del rostro del exinspector Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', para "salvaguardar su integridad", después de que este alegara que una organización terrorista "planeó su secuestro e incluso su ejecución".
La Sección Segunda de la Sala de lo Penal ha dictado un auto en el que impide a los medios de comunicación grabar imágenes de frente de González Pacheco durante la vista de extradición a Argentina por las torturas que presuntamente inflingió contra trece personas ya que el reclamado no lo ha consentido y no ejerce "ningún cargo público, ni profesión de notoriedad o proyección pública".
El tribunal, presidido por la magistrada Concepción Espejel, ha tomado esta decisión teniendo en cuenta la "oposición clara y contundente" de González Pacheco a que su imagen sea grabada y reproducida por los medios gráficos.
"Habiendo alegado incluso un eventual peligro para su vida y su integridad, aportando su defensa un principio de prueba bastante de tal circunstancia, del que se infiere que fue objeto de seguimientos y vigilancias por parte de un grupo terrorista que planeó su secuestro e incluso su ejecución", añade el auto.
"EFECTOS INTIMIDATORIOS" DE LAS CÁMARAS
Los medios demandaron la grabación de imágenes directas de 'Billy el Niño' por el interés público del caso y el derecho a la información garantizado en el artículo 20 de la Constitución, mientras que el fiscal se mostró a favor de que solo fueran recogidas desde la parte posterior de la sala en base a las razones expuestas por el imputado.
En el auto, los magistrados invocan a la jurisprudencia del Tribunal Supremo para señalar que la instalación y utilización de cámaras de seguridad puede suscitar "efectos intimidatorios" para el procesado y, en algunas circunstancias, la "impresión de realidad que va asociada a la imagen visual podría favorecer especialmente el desarrollo de lo quue se han denominado juicios paralelos".
Por último, concluye que no se trata de un juicio, sino de una vista de extradición en la que no se "ventila" la existencia de la responsabilidad penal de 'Billy el Niño', sino el cumplimiento de las garantías previstas para entregarle a Argentina.