Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bizkaia inicia una campaña de sensibilización sobre la acogida de refugiados para que "su integración sea un éxito"

La diputada Teresa Laespada pide al Ministerio que "haga los deberes" porque los refugiados llegan "a cuentagotas"
La Diputación de Bizkaia ha puesto en marcha un campaña de sensibilización de la ciudadanía sobre la acogida de refugiados para remarcar que el territorio está "preparado" y "dispuesto" a acoger a estas personas, con el fin de lograr que "su integración sea un éxito". La iniciativa, con el lema '#PrestGaude' (estamos preparados), recoge una acción de calle que simula un cierre de frontera ante la llegada de un grupo de refugiados y que se ha grabado con la participación de voluntarios.
La diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada, ha presentado este martes en Bilbao esta campaña de sensibilización con la que se pretende transmitir el mensaje de que "la sociedad de Bizkaia está preparada e, incluso, dispuesta a acoger en su seno a estas personas" que, según ha explicado, están llegando "a cuentagotas" en función de lo que "el Ministerio viene asignándonos".
En concreto, en función de los datos aportados por Laespada, en este momento CEAR tiene contabilizadas 57 personas, algunos de ellos derivados de la reasignación y otros atendidos "provenientes de otras fuentes", a las que se suman otras 21 atendidas por Cruz Roja. A ellas, se añaden esta semana dos nuevas familias provenientes de Grecia, con un total de nueve integrantes, para las que ya se han dispuesto dos viviendas.
Además de estas dos nuevas familias, únicamente proceden del programa de reasignación europeo, procedentes de Grecia e Italia, otras tres personas que llegaron en noviembre a Bizkaia "y no mucho más", ha indicado la diputada. Por ello, ha instado al Ministerio que "haga sus deberes" porque Bizkaia está "preparada".
El material audiovisual que canaliza la campaña '#PrestGaude' se ha elaborado a partir de una acción de calle desarrollada el pasado 11 de junio entre Getxo y Portugalete, con el Puente Colgante entre ambas orillas y un paso fronterizo simulado como símbolos del tránsito de personas refugiadas. El vídeo termina con "la ruptura de la valla" y la unión de los dos grupos, el de los refugiados y el de la sociedad de acogida, "en besos y abrazos", un momento en que muchos de los participantes "no pudieron evitar las lágrimas", según ha explicado la diputada.
La campaña de sensibilización continúa su desarrollo a través de perfiles en redes sociales como YouTube (PresGaude), Twitter (@PrestGaude Bizk) y Facebook (PrestGaude). Hasta el momento, se han contabilizado 503.794 impresiones totales, 152.260 usuarios o cuentas alcanzadas, 300 veces en que han sido compartidos los vídeos y 1.637 visualizaciones totales de los vídeos.
Laespada ha explicado que, "precisamente por la importancia de cada vizcaíno en la acogida", se optó por abrir la campaña a la participación ciudadana. De este modo, se realizó un llamamiento general con inserciones en medios de comunicación y se contactó con organizaciones del tercer sector con el objetivo de "dar protagonismo a los voluntarios".
UNA OBLIGACIÓN LEGAL, ÉTICA Y HUMANA
En palabras de la diputada, la campaña supone "un paso más" en las otras iniciativas y programas impulsados para la acogida de estas personas en Bizkaia, "desde otro punto de vista" y con el convencimiento de que "la percepción en la sociedad acogedora es fundamental para que su integración sea un éxito". "La clave es lo que pensamos de los otros, superar el concepto de 'los de fuera'", ha indicado.
Laespada ha insistido en que Bizkaia está "preparada" para activar todo el proceso de acogida, "desde las necesidades materiales más primarias, hasta la interacción final dentro de la comunidad". "En un momento tan crítico como el actual, con cerca de 60 millones de personas refugiadas en todo el mundo, no podemos dejar de insistir en que el asilo, la acogida, la inclusión de todas estas personas es una obligación, sin duda, legal, pero sobre todo es una obligación ética y humanitaria", ha subrayado.