Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonig sobre los ediles de Valencia: "Creo en la palabra que me dieron y como es gente de palabra cumplirán"

Asegura sentirse "total y absolutamente" respaldada por Génova y agrega que el día que digan que se ha equivocado se marchará
La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha reiterado este miércoles que no le cabe "la menor duda" de que los concejales del PP en el Ayuntamiento de Valencia investigados en el caso Imelsa, que han sido suspendidos de militancia, "cumplirán con su palabra". "Creo en la palabra que me dieron los concejales y como es gente de palabra cumplirán con su palabra", ha reiterado Bonig en relación al acuerdo alcanzado con los ediles el pasado mes de febrero en virtud del cual se comprometieron a entregar las actas si una vez levantado el secreto de sumario se mantenía su condición de investigados.
Así se ha manifestado en una rueda de prensa en las Corts Valencianes en la que ha asegurado sentirse "total y absolutamente respaldada" por Génova en su decisión de exigir a los nueve ediles su acta. De hecho, ha recalcado que la dirección regional ha mantenido siempre la misma postura, "coordinada siempre con Génova" y ha agregado: "¿Alguien ha dicho públicamente que no se les pida el acta o que la señora Bonig se ha equivocado? El día que lo digan yo me marcho, así de claro".
Ha explicado a los medios que, según la Ley Electoral Valenciana, sólo se puede causar baja de un grupo municipal mediante la renuncia voluntaria o la expulsión, extremos que aún no se han producido, dado que la dirección nacional del PP ha aceptado la suspensión cautelar de militancia de los nueve concejales, que quedan como independientes dentro del grupo municipal popular, toda vez que el expediente informativo abierto por Génova continúa su curso.
Hasta que no se resuelva ese procedimiento, ha incidido Bonig, y a la espera de la decisión de los ediles tras la carta enviada por el PPCV en la que se les da diez días para que digan qué hacen con el acta --que les llegó ayer martes por correo certificado--, el PPCV adoptará las medidas que considere oportunas, incluso estudiando la posibilidad de ese expediente de expulsión por desobediencia que se remitiría a Génova. En todo caso, no se podría iniciar hasta que no concluya el abierto en Madrid porque no puede haber dos investigaciones paralelas por los mismos hechos.
Respecto a los tiempos, ha dicho que desde Génova "quieren ser rápidos" pero no sabe si esto se traducirá en "una semana o dos", aunque ha insistido en que no cree que se alargue "mucho" el procedimiento.
Al ser preguntada por los informes que están remitiendo a Génova sobre este caso y si están seguros de que la expulsión de los ediles se producirá antes de que se sienten, si es el caso, en el banquillo, ha respondido: "Nosotros sí". Tampoco ha querido entrar en si esa expulsión podría ir acompañada de recursos de los ediles por la vía contenciosa.
NO HA HABLADO CON BARBERÁ
Respecto a la exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá ha asegurado que no ha hablado con ella ni se ha intercambiado mensajes tras la apertura del expediente a los ediles y ha recalcado que "hasta la fecha no ha sido citada". Si se llega a este punto, ha agregado, está convencida de que "adoptará la mejor decisión para el partido, para no dañar al PP".
Sobre si considera que hoy por hoy Barberá es un lastre para el partido, ha aseverado que "no es que sea un lastre", sino que el partido está viviendo un momento en el que tiene "todos los focos mediáticos en la Comunidad Valenciana y en este caso por la presencia de Rita Barberá", al tiempo que ha apuntado que "si en este caso no estuviese Rita Barberá, no creo que interesasen, con todos mis respetos, los concejales del Ayuntamiento de Valencia".
Respecto al secretario general de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, ha apuntado que por el momento hay que ser "prudentes" porque sólo hay sobre él información periodística y ha agregado que le parece "muy bien que la gente se arrepienta y colabore con la justicia, pero al final debemos ser conscientes de quién es esta figura, el señor Benavent, que formaba parte de todo el entramado, y no puede ser palabra de Dios, porque si no cualquiera nos mete en un lío, habrá que aportar un mínimo de pruebas", ha dicho en alusión al exgerente de Imelsa.