Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borrell: La dimisión de Manuel Valls demuestra que "en todos los Gobiernos hay grandes problemas políticos"

"La situación de Libia y en el África subsahariana son una bomba de relojería contra las fronteras europeas", ha advertido
El expresidente del Parlamento Europeo y militante del PSC, Josep Borrell, ha afirmado este lunes en Santander que la dimisión hoy mismo del primer ministro francés, Manuel Valls, demuestra que "en todos los Gobiernos y en todos los países hay grandes problemas políticos sobre qué medidas económicas" tomar en la Unión Europea, unos problemas que, en su opinión, "no terminan de resolverse".
Así, ha incidido en los efectos de las políticas de austeridad tomadas por el Ejecutivo alemán de Angela Merkel sobre el crecimiento de Europa, pero ha destacado que a pesar de que "es evidente que la señora Merkel no es la responsable de los errores que hemos cometido los españoles --"no usamos bien las oportunidades que el euro implicaba, como tipos de interés bajos, capital abundante y credibilidad internacional", ha precisado--, la respuesta a la crisis sí es culpa de Alemania porque es Alemania quien la ha impuesto".
"Esa respuesta, en mi opinión, es tremendamente equivocada. No saldremos de la recesión general en la que se encuentra la economía europea, empezando también por Alemania, si no hay un cambio en las políticas económicas", ha defendido. Sin embargo, ha aclarado que "no quiero decir con eso que tengamos que lanzar las campanas al vuelo y soltar los déficits públicos sin control", pero aboga por "estímulos de crecimiento a escala europea".
Así, ha recordado que estos estímulos los están pidiendo el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y esto es, ha añadido, "lo que está provocando la crisis política en Francia", tal y como ha comentado en declaraciones a los medios con motivo de su presencia en los Cursos Avanzados de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) como director del seminario 'Quo Vadis Europa? II'.
SIRIA Y ÁFRICA SUBSAHARIANA, UNA "BOMBA DE RELOJERÍA"
Preguntado también sobre hacia dónde se dirige Europa, Borrell ha comentado que el continente europeo "se enfrenta al cambio de poder que ha habido en el mundo" porque "ya no tiene la capacidad de influir en los grandes problemas geopolíticos mundiales como tuvo cuando era el gran poder financiero, económico y político mundial".
"Europa tiene que acostumbrarse a pensar en un mundo en el que su papel es diferente y su influencia limitada. Ahora tenemos muchos conflictos en nuestras vecindades inmediatas -- Ucrania, Oriente Medio y el norte de África-- que van a poner a prueba la capacidad de Europa de actuar de la única manera en la que puede multiplicar la fuerza de cada país, que es a través de su unión", ha asegurado.
De hecho, ha advertido de que la situación en Siria y en el África subsahariana es una "bomba de relojería contra las fronteras europeas" en materia de inmigración ilegal que "no van a resolver Italia y Europa solas", sino que "tiene que resolver una Europa más unida", en la que "los problemas de cada país sean los problemas de todos".
"Pero eso es muy difícil de resolver porque no todos los países ven los problemas de la misma manera", ha lamentado, apuntando que "no parece que ante los problemas migratorios Europa esté dispuesta a tener una política común", pese a que en Italia "más de cien mil personas han llegado de forma ilegal por maR" en lo que va de año 2014.
"Hay mucho por hacer. No sé hacia dónde va Europa, depende de lo que los europeos quieran, pero hay europeos de muchas clases, de muchas opiniones diferentes sobre qué clase de Europa queremos hacer", ha concluido.