Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Borrell critica la práctica de prestar senadores y dice que DL y ERC podrían haber sumado para formar grupo

El exministro socialista Josep Borrell ha criticado este lunes la práctica de prestar diputados y senadores a otros partidos para que puedan formar grupo parlamentario y ha recalcado que ERC y DL podían haber sumado sus senadores y configurar un grupo conjunto.
En declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press, Borrell ha explicado que desconoce las razones por las que el PSOE ha cedido senadores y ha criticado, en general, la práctica de prestar diputados, que no le parece "razonable". En este sentido, se ha preguntado si no "sería mejor cambiar el reglamento" que tener que hacer "artes de birlibirloque".
"Es hiriente para algunas sensibilidades porque se hace en beneficio de unos grupos que plantean cuestiones que no son agradables de escuchar por mucha gente", ha sentenciado el que fue líder del PSC con respecto a esta práctica, si bien, ha querido puntualizar, "se ha hecho esto otras veces".
EL PROBLEMA DE LA REFORMA FEDERAL SON LOS INDEPENDENTISTAS
Por otro lado, preguntado por cómo ve la propuesta socialista de reforma federal de la Constitución, ha dicho que "es difícil contestar en poco tiempo" y ha explicado que lo que intentan los socialistas con ella "es perfeccionar el Estado autonómico, que ya tiene una estructura federalizante".
No obstante, ha lamentado, existe el "problema" de que los independentistas no "van a comprar nunca" dicha reforma porque por lo que, ha opinado, "hay que conseguir una mayoría social" que supere el apoyo a las propuestas rupturistas.
Finalmente, Borrell se ha referido a los posibles pactos para que el PSOE forme gobierno y ha sentenciado que, por un lado, "Pedro Sánchez ya ha dicho, por activa y por pasiva, que no va a apoyar un gobierno del PP" y que, por otro, la cuestión catalana, una vez más está desestabilizando "la política española".