Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella dice que Delegación estudiará las manifestaciones "caso por caso" y que todo lo demás es "anecdótico"

La alcaldesa de la capital, Ana Botella, ha señalado este jueves que Delegación de Gobierno estudiará la autorización de manifestaciones "caso por caso" y que en la comida que ayer compartió con la delegada en Madrid, Cristina Cifuentes, más allá de eso, todo es puramente "anecdótico", "ininteresante" y "secundario".
A pesar de ser insistentemente preguntada por los periodistas sobre algunos detalles de ese encuentro, Botella ha contestado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que la sensación que sacó de esa comida fue "buena". El punto en común entre Ayuntamiento y Delegación fue la necesidad de "compatibilizar los derechos de los madrileños a vivir en su ciudad con el derecho de manifestación", una idea que ha repetido hasta en cinco ocasiones.
Botella ha añadido que lo habitual en su agenda son las reuniones "para hablar de Madrid". "Es mi trabajo, como el de la delegada del Gobierno en Madrid. Trabajamos por Madrid y en la reunión tratamos lo que afecta a todos los madrileños", ha apostillado después de destacar que abordaron el ir a una actuación "más coordinada para tratar de mejorar la vida de los ciudadanos".
"Se va a trabajar caso por caso, como siempre se hace, y lo haremos de la manera más coordinada posible", ha remarcado. También ha reiterado que la de ayer fue una reunión de trabajo en la que se puso encima de la mesa "cómo se puede trabajar de la manera más eficaz posible".