Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella confiesa su "desilusión" pero reivindica a los que "nunca han puesto precio" a su actividad política

La alcaldesa de la capital, Ana Botella, no ha eludido las consecuencias de la operación Púnica --saldada con más de medio centenar de detenidos, entre ellos cuatro alcaldes madrileños del PP y el exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados--, lo que le ha llevado a confesar su "desilusión" y "repulsa" para, a renglón seguido, reivindicar a los que "nunca han puesto precio" a su actividad política, entre los que se incluye.
La primera edil se ha dirigido a aquellos que se presenten a los próximos comicios y a la nueva generación de políticos que cree, sin duda, que aparecerán en España, diciéndoles que tendrán una exigencia de "ejemplaridad mayor de la que se ha tenido nunca".
"Pertenezco a una generación en la que hicimos de la limpieza en la vida pública una de nuestras banderas, por eso me gustaría reivindicar a los que nos dedicamos a los servicios públicos que, con miles de errores, nunca hemos puesto precio a nuestra actividad política", ha declarado desde la Casa de Campo.