Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Botella ordena la reincorporación de la funcionaria destituida por ser madre

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha ordenado "la reincorporación automática" de la funcionaria destituida por el concejal de Hortaleza, Ángel Donesteve, por ser madre, han informado fuentes municipales.

También le ha ordenado que en la comisión de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana de este martes el concejal tome la palabra y "pida perdón a las personas a las que haya ofendido" con sus declaraciones.
La alcaldesa ha citado a Donesteve en su despacho para exigirle explicaciones, donde él ha "reiterado su petición de perdón, se ha retractado y se ha mostrado profundamente arrepentido de sus declaraciones".
Botella ha ordenado la reincorporación automática de esta funcionaria en su antiguo puesto de trabajo, respetando siempre la voluntad de la trabajadora.
La regidora ha confesado este jueves que siente "repulsa" por las "declaraciones ofensivas" del concejal de Hortaleza, Ángel Donesteve, porque lo que hace es "dudar de las capacidad que tienen las mujeres de poder trabajar y poder ocuparse de su casa".
Todo ello después de que varios medios de comunicación publicaran que Donesteve ha destituido a una alto cargo de Hortaleza --una funcionaria de carrera responsable de los servicios jurídicos y secretaria de la Junta Municipal-- por tener un hijo.
En el Pleno del distrito, el concejal llegó a afirmar que esta profesional "prefiere conciliar" pero que él necesita "el máximo rendimiento y el máximo número de horas de trabajo que se puedan prestar", según publica 'El País'.
Visiblemente molesta y muy contundente, Botella ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno que esta tarde hablará con Donesteve. "No sólo no comparto esas declaraciones sino que me parecen terribles, ofensivas", ha señalado.
La primera edil ha recordado que ella empezó a trabajar a los 22 años y después tuvo a sus hijos, compatibilizando la vida laboral con la familiar en una época que ha descrito como "más difícil que ahora".
"Ahora, gracias a dios, hay muchos hombres que participan en las tareas de educación y en la casa pero en aquella época era más complicado", ha manifestado, lo que ha provocado las sonrisas de los periodistas al haberlo interpretado como un mensaje hacia su marido, el expresidente de Gobierno José María Aznar.
"Sé muy bien lo que es conciliar", ha aseverado después de hacer una defensa cerrada de las mujeres trabajadoras quienes, "muchas veces, (tienen) un mayor rendimiento que el hombre que no compagina".
Botella ha añadido que parece ser que Donesteve ha pedido perdón. "Faltaría más", ha apostillado pero cree que esto no es suficiente. Ha afirmado en hasta dos ocasiones que esta tarde hablará personalmente con él para que le explique lo sucedido. "Siento una total repulsa y me ofenden como alcaldesa y como mujer, más como mujer", ha reiterado.