Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil entra en recesión al contraerse el PIB un 1,8% en el primer trimestre

La economía brasileña comenzó a retroceder en octubre del año pasado como consecuencia de la crisis económica global. EFE/Archivotelecinco.es
La economía de Brasil entró en recesión técnica al reducirse el PIB un 1,8% en el primer trimestre de este año con respecto al mismo período de 2008 y completar dos trimestres consecutivos de resultado negativo, informó hoy el Gobierno.
El Producto Interior Bruto (PIB) de la mayor economía de América Latina retrocedió un 0,8% en el primer trimestre frente al cuarto trimestre de 2008, en el que había caído un 3,6%, según datos divulgados por el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).
La economía brasileña comenzó a retroceder en octubre del año pasado como consecuencia de la crisis económica global, que causó una fuerte bajada de la demanda internacional por materias primas, de las que Brasil es uno de los mayores exportadores mundiales.
Pese a la fuerte caída del PIB en el último trimestre de 2008, Brasil cerró el año con un crecimiento económico del 5,1%.
Según el IBGE, pese a estar técnicamente en recesión, la economía brasileña acumula en los últimos doce meses, hasta marzo, un crecimiento del 3,1% en la comparación con el período entre abril de 2007 y marzo de 2008.
Pese a que el Gobierno ha reducido su meta para el crecimiento económico este año desde un 4,5% hasta un 1,5%, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, asegura que la economía ya comenzó a reaccionar y que terminará el año en terreno positivo.
El ministro admitió la víspera que el resultado del primer trimestre sería negativo pero aclaró que ya no sirve para describir el momento actual de la economía, que "está dando señales de recuperación" y podrá registrar crecimientos de hasta el 4% en los últimos dos trimestres del año.
El optimismo oficial no ha impedido que los economistas de los bancos privados mantengan su previsión de que la economía retrocederá en 2009 un 0,71%.
La contracción económica del 0,8% en el primer trimestre frente al cuarto de 2008 fue inferior a la que preveían los propios economistas, que la situaban entre un 1% y un 2,5%.
Según el Instituto, el retroceso fue causado principalmente por el mal desempeño de la industria, cuya producción se redujo en un 3,1%.
El sector agropecuario retrocedió un 0,5% en la misma comparación y el de servicios registró un crecimiento del 0,8%.
Según los datos divulgados hoy, el PIB brasileño a precios de mercado en el primer trimestre sumó 684.600 millones de reales (unos 342.300 millones de dólares).
En comparación con el primer trimestre de 2008, la industria registró una contracción del 9,3%, en tanto que el sector agropecuario retrocedió un 1,6% y el servicios creció un 1,7%.
La caída de la agricultura fue causada por una menor producción de cultivos como algodón (-19,7%), maíz (-13,2%, soja (-3,9%) y tabaco (-1,2%).
En el sector industrial todos los subsectores registraron una menor producción que en el primer trimestre del año pasado, y el que más cayó fue la industria de transformación (-12,6%).
Pese al resultado negativo del PIB, el consumo de las familias brasileñas registró un crecimiento del 1,3% en el primer trimestre frente al mismo período del año pasado, con lo que acumuló 22 períodos consecutivos de expansión.
El consumo de las familias, sin embargo, se contrajo un 2,2% en comparación con el cuarto trimestre del año pasado.
Los buenos datos de la demanda interna no fueron suficientes para compensar los resultados negativos de la demanda externa. Las exportaciones de bienes y servicios cayeron un 15,2% y las importaciones se redujeron en un 16,0%.