Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El 'Brexit' sería un desastre para España", alerta director del Real Instituto Elcano

Caerían las inversiones, el turismo y España perdería a un aliado que ejerce de contrapeso frente al eje francoalemán
La salida de Reino Unido de la UE, lo que en la jerga diplomática se conoce como 'Brexit', "sería un desastre para España", ha alertado este lunes el director del Real Instituto Elcano, Charles Powell, en un debate en el que se han analizado las campañas a favor y en contra de permanecer en la UE de cara al referéndum del 23 de junio.
Si ganase el 'Brexit' y Reino Unido no tuviera acceso al mercado único europeo, las inversiones británicas en España caerían porque sería más difícil hacer negocios aquí, ha explicado Powell, después de recordar que en la actualidad Reino Unido es el quinto país inversor en España, con 63.000 millones de euros gastados en los últimos 11 años.
El historiador hispanobritánico también se ha referido a la posible pérdida de turistas británicos, como consecuencia de una devaluación de la libra frente al euro, y a unas relaciones bilaterales entre los dos países más complicadas respecto del contencioso de Gibraltar al desaparecer la Comisión Europea como mediadora.
Una permanencia del Reino Unido en el club europeo ('Bremain') beneficiaría en cambio a España porque se mantendría dentro de la UE un equilibrio entre los tres principales Estados miembros (Reino Unido, Francia y Alemania), pues a España no le interesa, ha dicho, una UE "dominada" por Francia o por el eje francoalemán.
Entre los intereses comunes que España y Reino Unido comparten en la actualidad en su calidad de miembros de la UE, está el que figuran como los principales beneficiarios de la conclusión del acuerdo de libre comercio entre EEUU y la UE, el controvertido TTIP.
Powell ha coincidido con el resto de ponentes del debate, organizado en colaboración con la Fundación Botín, en que los argumentos a favor del Brexit que se centran en alentar el rechazo a la inmigración son "demagogos y falsos".
FALTA UNA VISIÓN POSITIVA DE LA INMIGRACIÓN
El director del think tank británico de relaciones internacionales Chatham House, Robin Niblett, ha llamado la atención sobre el hecho de que en la campaña los partidarios del 'Bremain' no estén hablando del impacto positivo de la inmigración en el Reino Unido. En su opinión, si la economía británica va bien, es porque hay mucha inmigración procedente del resto de países de la UE (2,5 millones de personas).
Sin embargo, no se habla de la inmigración en estos términos, sino como la culpable de que las listas de espera en los hospitales sean más largas, ha puesto como ejemplo. Reino Unido está recibiendo unos 180.000 inmigrantes comunitarios cada año y las previsiones hablan de un millón o dos más en los próximos cinco años.
"La realidad es que hay sitio para todos, pero la impresión de que no lo hay es lo que pesa y por eso el Gobierno de David Cameron se ha comprometido a disminuir el número de los que llegan", ha señalado Niblett.
El economista Pedro Schwartz, contrario al euro y a la federalización de la UE, ha reconocido que le preocupa que el 'Brexit' "suponga un cierre a la inmigración" y ha calificado de "escandalosa e irracional" la actitud de rechazo a la inmigración de buena parte de la sociedad española.
Schwartz está convencido de que el sustituto de la inmigración es el libre comercio, por eso ha subrayado la importancia de que la UE fuera "mucho más abierta" en materia comercial.
CAMERON DEBERÍA DIMITIR SI GANA EL 'BREXIT'
Niblett y Schwartz también han estado de acuerdo a la hora de afirmar que el primer ministro británico, David Cameron, debería dimitir si gana la opción del 'Brexit', ya que fue idea suya convocar este referéndum y su Ejecutivo defiende la permanencia en la UE tras conseguir ciertas concesiones por parte de los Veintiocho.
El director del Chatham House ha señalado que también será relevante, en caso de que gane el 'Bremain', el margen de ventaja sobre la opción del 'Brexit', porque si ésta no fuera demasiado significativa, quizás Cameron habría de someterse a un voto de confianza.
Niblett también ha advertido de que después del referéndum, sea cual sea el resultado, el Partido Conservador deberá dedicar un tiempo a recomponerse debido a la división que el debate sobre el 'Brexit' ha generado en su seno.