Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Brigada de Análisis y Revisión de Casos releva al Grupo de Menores Grume en la búsqueda de Marta del Castillo

Se trata de un grupo de especialistas que depende directamente del director adjunto operativo del Cuerpo Nacional de Policía
A punto de que se cumplan siete años ya de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo, por cuyo asesinato fue condenado a 21 años y tres meses de cárcel Miguel Carcaño, la Brigada de Análisis y Revisión de Casos de la Policía Nacional se ha hecho cargo de las diligencias relativas a la búsqueda del cadáver de la joven, según han informado a Europa Press fuentes policiales.
La Brigada de Análisis y Revisión de Casos, dependiente directamente del director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, releva así al Grupo de Menores (Grume), que hasta este momento tenía encomendada esta misión, toda vez que fue a comienzos del pasado año 2015 cuando la Policía Nacional desplegó la última gran operación de búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, desaparecida el 24 de enero de 2009.
Ya mediado el pasado año, el padre de Marta del Castillo anunciaba tras un encuentro con el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que la Policía Nacional había decidido "encauzar" la búsqueda del cuerpo de su hija "por otros sitios" tras "parar" en la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre la localidad de Camas y Sevilla.
"Hay que dejarlos trabajar tranquilos, más encubiertamente", manifestaba aquellos días Antonio del Castillo, quien aseguraba desconocer los nuevos "sitios" barajados por la Policía Nacional para continuar con las labores de búsqueda del cuerpo, si bien mostraba "confianza y seguridad" en los agentes.
Y es que en la zona de Camas "ya se ha mirado y no se ha llegado a nada", como bien exponía Antonio del Castillo antes de insistir en que la Policía "va a seguir buscando y trabajando", lo que "no quiere decir que los veáis en el campo con las máquinas como hasta ahora", ya que "pueden estar en la oficina o por la calle".
LA PENÚLTIMA VERSIÓN DE CARCAÑO
Casi en paralelo, la Fiscalía se oponía de nuevo a la petición realizada por los padres de Marta del Castillo para que se reabriese la causa seguida contra Miguel Carcaño, condenado por la muerte de la joven, por un nuevo delito contra la integridad moral derivado del supuesto daño causado a la familia de la joven con su penúltima versión de los hechos, cuando dijo que fue su hermano, Francisco Javier Delgado, quien la mató tras golpearla con la culata de una pistola y que, posteriormente, la enterraron en la finca 'Majaloba' de La Rinconada.
Recientemente, y también con relación al asunto, el juez de lo Penal número 10 de Sevilla condenaba a pagar una multa de 2.520 euros a los padres del 'Cuco', condenado por encubrimiento del crimen, y a P.B.R., el supuesto infiltrado que entregó al juez más de 600 horas de conversaciones grabadas en el entorno y en la familia del 'Cuco', por incumplir la orden de alejamiento que tenía el entonces menor de edad respecto a la familia de Marta del Castillo.
Sobre la figura del supuesto infiltrado, por cierto, un agente del Grupo de Menores de la Policía Nacional que se encargó de la investigación de la desaparición y muerte de Marta del Castillo aseguraba en sede judicial que esta persona no es más que un "delincuente" y que los datos que ha aportado a dicha investigación sólo son "paparruchadas".
"Estamos tratando con un delincuente, no con una persona normal, tiene muchos antecedentes, sólo nos había contado paparruchadas", criticaba este policía acerca de la figura del supuesto infiltrado.