Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bronca en el Congreso por la distribución de los escaños en el hemiciclo

PP, PSOE y PNV mantienen su sitio tradicional, C's ocupa el espacio central y Podemos se queja de que les han mandado al "gallinero"
El acuerdo de la Mesa del Congreso por el que se ha aprobado la nueva distribución de los escaños de los distintos grupos parlamentarios en el hemiciclo ha dado lugar a una bronca entre el PP y el PSOE y a que Podemos, el tercer grupo en número de diputados, haya denunciado que les han enviado "al gallinero".
Una vez que ha dado el visto bueno a los ocho grupo parlamentarios que van a funcionar en el Congreso durante la XI Legislatura, la Mesa ha procedido a estudiar la ubicación de cada uno de ellos en el Salón de Plenos.
Según ha decidido el órgano de gobierno de la Cámara, los dos grupos mayoritarios y el PNV mantendrán sus espacios tradicionales: los 119 diputados del PP en la bancada de la derecha, los 89 del PSOE en la de la izquierda y los del PNV en la central, con sus seis diputados repartidos en las dos primeras filas de la izquierda, justo encima del banco azul reservado al Gobierno.
Los nacionalistas vascos tendrán al lado a los diputados Ciudadanos, que ya ocuparon esos sitios durante la sesión constitutiva del Congreso. En aquella ocasión, los miembros del partido naranja, con su presidente, Albert Rivera, a la cabeza, se colocaron en los escaños que en anteriores legislaturas utilizaban los miembros de la antigua CiU.
El primer día que entraron en el hemiciclo, los diputados de Podemos, con Pablo Iglesias al frente, ocuparon la parte izquierda de la bancada central, un sitio en el que pretendían ubicarse durante toda la legislatura.
DEMOCRACIA Y LIBERTAD, ENCIMA DEL PNV
Sin embargo, según el acuerdo alcanzado en la Mesa, se tendrán que repartir en dos bancadas y la dirección del grupo --Iglesias, Iñigo Errejón y el resto de portavoces-- tendrá que ocupar la cuarta fila de la del centro, justo encima del sitio al que se ha destinado a los ocho miembros de Democracia y Libertad.
Por su parte, los nueve diputados de ERC han sido situados en la sexta fila --ocupando parte del espacio que utilizaron IU-ICV-CHA en la pasada legislatura--, por encima de los socialistas y por debajo de los miembros de Podemos, que ocupan el gallinero en la bancada de la izquierda.
Tras la segunda reunión que ha celebrado la Mesa este martes, el presidente del Congreso, Patxi López, ha comparecido para dar cuenta de sus decisiones. Así, ha informado de que el reparto se había aprobado, pero que se había registrado una "discrepancia bastante consistente".
ENFRENTAMIENTO ENTRE EL PP Y EL PRESIDENTE
López ha desvelado que Podemos no había sido finalmente ubicada donde pretendía, que la decisión se había adoptado con los votos de PP y Ciudadanos y que él no había participado en la votación y había apoyado a Podemos en su solicitud de que el asunto se aprobara a una próxima reunión de la Mesa.
Además, ha señalado que la propuesta de reparto la había hecho la vicepresidenta de la Cámara, la 'popular' Celia Villalobos, quien minutos después, al igual que el portavoz del PP, Rafael Hernando, ha acusado a López de "mentir" y ha remarcado que ella únicamente se ha limitado a llevar a la Mesa el acuerdo que habían alcanzado al respecto varios grupos parlamentarios.
Asimismo, los 'populares' han explicado que mientras que López no ha participado en la votación, la vicepresidenta segunda del Congreso, la socialista Micaela Navarro, había votado a favor del reparto acordado. Hernando ha dejado entrever que el acuerdo sobre la distribución respondía a un pacto de PSOE y Ciudadanos y ha indicado que, como también veían adecuado que se aplicara un criterio de tradición, los miembros de su partido en la Mesa le han dado su aval.
"López le debe el cargo de presidente a sus compañeros del PSOE, que fueron los que le votaron y ahora se sitúa enfrente de su grupo. Si no está a gusto en el Grupo Socialista, que se vaya al Mixto", ha afirmado Villalobos a Europa Press.