Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brown fue marginado por Blair en los preparativos de la guerra de Irak, según una ex ministra

El primer ministro británico, Gordon Brown, fue "marginado" por su antecesor, Tony Blair, mientras se preparaba la invasión de Irak, según la ex ministra de Desarrollo Internacional Clara Short.
Brown, que era entonces ministro de Finanzas, no apoyó pero tampoco se opuso a la guerra contra el país árabe sino que tenía otras preocupaciones, explicó hoy la política laborista en una entrevista con la emisora BBC.
"Durante la mayor parte de la fase preparatoria de la guerra, Gordon (Brown) y Tony (Blair) estaban en uno de sus repetidos enfrentamientos y Gordon se vio marginado del grupo de íntimos" de Blair, agregó la ex ministra, quien dimitió del Gobierno poco después de la invasión.
Brown temía que fueran a quitarle el ministerio de Finanzas, temor que comunicó a la propia Short: "Me decía que ellos (el círculo de Blair) creían que la guerra iba a ser corta y exitosa, lo que les hará más fuertes y procederán a un reajuste (de gabinete)".
Short calificó de "ridículo" el argumento utilizado el pasado viernes por Blair ante la comisión que investiga la guerra de Irak en el sentido de que después de los atentados del 11 de septiembre contra EEUU existía el peligro de que Estados indisciplinados diesen armas de destrucción masiva a organizaciones como Al Qaeda.
"Es ridículo. No había vínculo de ningún tipo entre (el presidente iraquí) Sadam Husein y Al Qaeda. No existía tal amenaza", afirmó la ex ministra de Blair y hoy diputada independiente.
Según Short, cuando no se logró una segunda resolución de la ONU para atacar a Irak, se optó por la estrategia de "culpar a los franceses y engañar a la gente sobre la posición real del presidente (Jacques) Chirac".
El portavoz para Asuntos Exteriores de los liberales demócratas, Edward Daley, único partido que se opuso en su momento a la guerra, dijo hoy que como ministro del Tesoro, Brown había tenido "la capacidad y posibilidad de impedir que Blair invadiera Irak, pero, en su lugar, avaló con sus cheques aquel desastre de política exterior".
"Gordon Brown tenía poder efectivo de veto, pero no lo usó y es algo que tiene que explicar", dijo Daley en alusión a la comparecencia que debe hacer el actual primer ministro ante la comisión que investiga la guerra de Irak y que se ha fijado para antes de las elecciones generales, en principio previstas para el 6 de mayo.