Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro testigos de la obra "La Bruja y Don Cristóbal" declararán el miércoles ante el juez Moreno

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno tomará declaración el miércoles 16 de marzo a cuatro testigos presenciales de la obra 'La bruja y Don Cristóbal' representada por los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García en el barrio madrileño de Tetuán con motivo de los carnavales, han informado fuentes jurídicas.
El magistrado ha aceptado la petición formulada por la Fiscalía, que solicitó que se interrogara a estas personas que asistieron a la función en la que los imputados representaron escenas violentas como una violación o un apuñalamiento y mostraron un cartel con la leyenda 'Viva Alka-ETA' frente a un público infantil.
Los abogados de los titiriteros aseguraron en su escrito que causa "estupor y hasta sonrojo" que se encause a unos "artistas" porque en su obra de ficción "una marioneta que representaba a una bruja pegaba cachiporrazos a un agresor sexual o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación" cuando el Tribunal Supremo absolvió a cuatro neonazis que difundieron "deleznables" afirmaciones "antisemitas, racistas, negacionistas" y guardaban en la librería Kalki multitud de obras filonazis, entre ellas 'Mi lucha' de Adolf Hitler.
"Pretender que se encause a nuestros representados porque en su obra de ficción 'se banaliza con el uso de la violencia presentándola como algo habitual o normal por parte de algunos sectores de la sociedad' supone, con todos los respetos, desconocer la sociedad en la que se vive, en la que existen dibujos animados como 'Pokemon' o 'Gormiti', estos sí dirigidos específicamente a menores, en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas" que representaron en su obra ''La bruja y Don Cristóbal' en los carnavales de Tetuán.
A su juicio, nadie se ha escandalizo por el "nivel de violencia" de dibujos infantiles como 'Tom y Jerry' o 'El correcaminos', ni por escenas de la serie 'Cuéntame' o de las películas 'Lobo' o 'Días Contados' en la que sus personajes gritaban 'Gora ETA'. En su opinión, tales supuestos son ficticios y no cabe imputar un delito de enaltecimiento del terrorismo visto el contexto en el que se producen.