Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas aumenta control de sus respuestas parlamentarias para evitar polémicas como la de doble versión sobre Cataluña

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha informado del aumento del control en las respuestas parlamentarias del Ejecutivo comunitario para evitar "errores administrativos" como la doble versión de su declaración sobre Cataluña a finales del pasado mes de septiembre.
Entonces, trascendió una respuesta escrita de Juncker al eurodiputado del Partido Popular Santiago Fisas en la que el jefe del Ejecutivo comunitario avisaba al Parlament catalán de que no tenía capacidad para declarar la independencia del territorio, una referencia omitida en la versión en inglés que posteriormente publicó el Parlamento Europeo en su web y que no se constataba con la versión en castellano.
Ambas versiones fueron retiradas al advertir el error y, posteriormente, se volvió a publicar el texto en inglés, únicamente, por ser la versión "aprobada y firmada" por Juncker. En ella, el presidente de la Comisión se limitaba a decir que no quería interferir en asuntos internos y recordaba la posición que defiende Bruselas desde 2004, en cuanto a que si un territorio declara unilateralmente su independencia de un Estado miembro, queda fuera de la UE.
El Ejecutivo comunitario achacó a un "error humano" el asunto, pero se comprometió a abrir un expediente para estudiar el caso.
"Tras la investigación de la Comisión sobre las circunstancias que llevaron a una diferencia entre las versiones inglesa inicial y española de su respuesta a la pregunta E-011776/2015, se han reforzado los procedimientos de control de la coherencia y la calidad final por parte de los servicios de la Comisión encargados de ultimar técnicamente y de enviar las respuestas a preguntas escritas del Parlamento Europeo", ha explicado Juncker en una respuesta parlamentaria al eurodiputado catalán de Unió, Francesc Gambús, en la que instaba al Ejecutivo comunitario a aclarar qué medidas había tomado para evitar nuevos errores de este tipo y si serían suficientes para ello.
Juncker ha explicado que el refuerzo "incluye un control final adicional de la correspondencia entre la respuesta definitiva del texto en la lengua en la que haya sido aprobada por el Colegio y su traducción en la lengua o lenguas del autor o autores de la pregunta" y ha confirmado que "la Comisión cree que esto garantizará la prevención de errores administrativos similares en el futuro".