Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta tres CCAA del PP trabajan en la reforma de sus Estatutos para reducir diputados autonómicos

Rioja y Comunidad Valenciana no cuentan de momento con apoyo necesario para sacarla adelante y Madrid renunció por el mismo motivo
Las Comunidades Autónomas de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y La Rioja, todas ellas gobernadas por el PP, han emprendido el camino para reducir, a través de la reforma de sus Estatutos Autonómicos, el número de diputados de sus Parlamentos regionales, si bien la aprobación definitiva está más cerca en algunos casos que en otros. Además, otras dos Comunidades, Canarias y Madrid, también trabajan en la posible reforma de sus estatutos aunque no con el mismo objetivo.
La primera de las citadas Comunidades que conseguirá sacar adelante su reforma será Castilla-La Mancha. El proyecto de ley, que reduce el número de diputados de las Cortes autonómicas hasta un intervalo de entre 25 y 35, frente a la horquilla vigente de entre 47 y 59 parlamentarios, será previsiblemente aprobada en el Senado este mes de mayo.
Al contar el PP con mayoría absoluta tanto en el Parlamento de Castilla-La Mancha como en las Cortes Generales, el Gobierno de María Dolores de Cospedal no está encontrando problemas para sacar adelante su propuesta, tachada por la oposición de "pucherazo electoral".
LA REFORMA DEL ESTATUTO VALENCIANO, ESTANCADA
Mientras la aprobación de la reforma del Estatuto castellanomanchego es inminente, la del Estatuto de la Comunidad Valenciana, que pretende equiparar la inversión estatal en la región al peso de su población en el conjunto de España --la denominada 'cláusula Camps'--, permanece estancada en el Congreso desde 2011, tras ser pospuesto el debate de totalidad hasta en tres ocasiones a petición del Parlamento valenciano y a instancias del PP.
El último aplazamiento, que tuvo lugar en septiembre de 2013, fue solicitado por las Cortes autonómicas tras dar el Gobierno valenciano su visto bueno a la propuesta para rebajar de 99 a 79 el número de diputados regionales, que de aprobarse requiere la modificación del estatuto.
De este modo, el Gobierno de Alberto Fabra pretende que la modificación para introducir la 'cláusula Camps' se debata en el Congreso conjuntamente con la relativa a reducir el número de diputados, si bien ésta todavía no ha sido aprobada por las Cortes valencianas y no cuenta de momento con el apoyo de la oposición ni con la mayoría necesaria para salir adelante.
El Gobierno 'popular' de La Rioja también quiere reformar su Estatuto para reducir el número de diputados del Parlamento autonómico, en este caso para pasar de 33 a 25 escaños. No obstante, al igual que ocurre en la Comunidad Valenciana, el PP no cuenta con el apoyo suficiente para sacar adelante el proyecto de ley, para lo que necesita el 'sí' de dos tercios de la Cámara. De momento sólo ha sumado al Partido Riojano (PR+) y el PSOE se ha opuesto.
Esta reforma también pretende limitar a dos los mandatos del presidente regional, reducir el número de vicepresidentes y consejeros y suprimir la obligatoriedad estatutaria de que para ser designado senador autonómico se debe ostentar la condición de diputado autonómico. Además, de salir adelante, el Gobierno regional podrá aprobar Decreto-Leyes que deberán ser convalidados en el plazo de 30 días por el Parlamento o quedarían derogados, según esta propuesta de reforma.
RECHAZO AL RECORTE DE DIPUTADOS EN MADRID
El PP de la Comunidad de Madrid también trató de impulsar desde el Gobierno regional una reforma estatutaria para reducir el número de diputados, si bien la propuesta fue rechazada por la oposición. No obstante, los 'populares' siguen adelante con su intención de reformar el Estatuto, esta vez para cambiar la Ley Electoral y asimilarla a la alemana.
Con el objetivo, según del PP, de acercar la política y el Parlamento al ciudadano, pretenden introducir dos cambios fundamentales en la Ley Electoral: la creación de 43 circunscripciones electorales y la puesta en marcha de un sistema de votación en 'doble urna' que, inspirado en el modelo electoral alemán, permita elegir de forma directa un tercio (43) de los diputados de la Asamblea regional.
Esta propuesta también es rechazada por la oposición, al considerar que el nuevo sistema perjudicaría a los partidos pequeños y generaría caciquismo por la vinculación de los parlamentarios a los municipios. Por ello, no es probable que salga adelante en esta legislatura ya que para ello es necesario el apoyo de dos tercios de la Cámara.
CANARIAS: MÁS AUTOGOBIERNO
Tampoco hay acuerdo unánime en las Islas Canarias para reformar su Estatuto, si bien sus impulsores --los grupos nacionalista (CC-PNC-CCN) y el PSOE-- sí cuentan con los votos necesarios para que salga adelante y pueda llegar al Congreso, a pesar del rechazo del PP.
Precisamente, el Gobierno canario ha informado esta semana de que el Parlamento autonómico debatirá la próxima semana la toma en consideración de la reforma, cuyo principal objetivo es "incrementarse la capacidad de autogobierno en las islas para combatir el problema del paro".
Para el Ejecutivo autonómico, "conseguir una mayor capacidad de autogobierno es una herramienta clave para poder remontar la actual situación de crisis, unido a aspectos tan importantes como la reforma del Régimen Económico y Fiscal de Canarias".
Asimismo, desde el Gobierno canario se espera que la propuesta se pueda enriquecer en el próximo pleno de la Cámara para que se pueda remitir un texto consensuado al Gobierno de España.