Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las CCAA recibirán en julio 703 millones más de lo previsto por la liquidación de 2014

Las Comunidades Autónomas recibirán a lo largo del próximo mes de julio 703,09 millones más de lo inicialmente previsto del sistema de financiación autonómico por la liquidación de 2014.
En julio de 2015 se comunicó a las Comunidades Autónomas la previsión de financiación para el año 2016 incluida en los Presupuestos Generales del Estado de 2016. Las estimaciones que se realizaron con los datos disponibles entonces indicaban una previsión de liquidación por importe de 6.918,83 millones de euros, con un saldo favorable para todas las Comunidades Autónomas.
Con los datos actualizados, la liquidación definitiva del ejercicio de 2014 ascenderá finalmente a 7.621,91 millones de euros, lo que supone un incremento de 703,09 millones respecto a la previsión de los Presupuestos de 2016. Este incremento irá íntegramente a las Comunidades Autónomas, aunque aún está por determinar el importe que le corresponderá a cada una de ellas, algo que se podrá determinar en los próximos días.
Este saldo positivo tiene fundamentalmente dos componentes: por un lado, un mayor rendimiento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) sobre el previsto y que beneficia a las Comunidades Autónomas en 838,67 millones de euros. Por otro lado, un menor importe del fondo de Competitividad respecto del inicialmente estimado de 135,49 millones a favor del Estado.
Así pues, la positiva evolución de la situación económica, y concretamente los efectos que tiene la creación de empleo sobre la recaudación del IRPF, se traslada también a las Comunidades Autónomas, que de esta forma mejoran sus recursos financieros.
Estos ingresos adicionales ayudarán a financiar los servicios públicos esenciales que reciben los ciudadanos, al tiempo que pueden reducir su déficit público siguiendo la nueva senda establecida por el Gobierno para este año.