Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CCN ve "ridícula" la pregunta de la consulta sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias

El portavoz del CCN, Benito Codina, señaló este viernes que la pregunta elaborada por el Gobierno de Canarias para consultar a los ciudadanos de las islas acerca de las prospecciones petrolíferas, "resulta ridícula y para hacerla, mejor quedarse callado".
Codina apuntó en una nota que dicha pregunta "está totalmente invalidada tanto en cuanto a la forma como en cuanto al fondo". En cuanto a la forma, dijo, "porque no puede cuestionarse algo de manera tan sesgada hacia una de las alternativas de respuesta, como lo hace el Gobierno de Canarias, eso es pretender dirigir la conducta de los preguntados y, por lo tanto, manipularlos".
En cuanto al fondo, Codina afirmó que la pregunta está invalidada porque "no se trata de establecer una disyunción entre turismo o petróleo, sino si se está a favor o en contra de este último". En su opinión, "la generación de riqueza no tiene por qué ser un monocultivo ya que poner todos los huevos en una misma cesta comporta que si ésta se rompe, no tendremos de qué comer".
El portavoz del CCN se preguntó también si era necesario llevar a cabo ahora esta consulta, "coincidiendo con el cuestionamiento de la soberanía catalana y sin saber aún si hay hidrocarburos en las costas canarias, si es rentable su extracción y qué beneficios comportaría para las islas su explotación".
Codina indicó también que son "múltiples" los problemas de carácter social por los que atraviesa el archipiélago "para que el Gobierno pierda el tiempo inventándose preguntas tan disparatadas y emprendiendo un litigio con el Gobierno central".
Sobre todo, señaló, "cuando al mismo tiempo se le pide que abra la mano en cuanto a su inversión en las islas, que permita reactivar un sinfín de infraestructuras paradas o ralentizadas, y poner en marcha un plan de empleo que ha desaparecido y que podría ser una salida para los más de 250.000 parados que existen".