Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. avisa a Cifuentes que la "manifestación está servida" si no defiende los "derechos constitucionales" del bombero

El secretario general de CC.OO. en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Delgado, ha avisado este viernes a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, de que la "manifestación está servida" si no defiende los "derechos constitucionales" del bombero detenido.
Esta misma tarde se dirigirá por carta a Cifuentes para preguntarle por las medidas que adoptará para investigar quién hizo la filtración de datos personales del trabajador público. También ha explicado que la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, "se ha comprometido a trabajar con el Ministerio del Interior para regular los protocolos de actuación de los diferentes agentes de la autoridad".
En el mismo sentido se ha manifestado el responsable de CC.OO. en el Cuerpo de Bomberos, Rubén Gallego, que ha tildado de "absolutamente inconcebible" que se utilicen datos personales del bombero vulnerando los datos protegidos por una ley orgánica, lo que podría ser hasta "inconstitucional", y todo "para desviar la atención". Por otra parte, el sindicalista ha anunciado posibles acciones legales contra la fuente de esas filtraciones.
De la reunión con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, han salido "satisfechos" después de que les haya transmitido un mensaje de "tranquilidad y apoyo al colectivo", como ha explicado Gallego, que sí pidió "una mayor contundencia" ya que la empleada por Delegación de Gobierno fue "de una escala superior".
HECHOS "AISLADOS"
También ha insistido el sindicalista en que hechos como el de hace dos noches son "aislados". "Tenemos unas 10.000 intervenciones juntos (entre policías y bomberos) pero hablamos de cuatro casos aislados. No hay enfrentamiento ni rivalidad", ha declarado para añadir, a renglón seguido, que la tensión no sólo es propiedad de los antidisturbios sino también de los bomberos, que "no están mirando el techo".
"Estamos sometidos a muchísimo estrés y eso desborda a cualquier y sale por muchas partes pero hay respeto al trabajo de los compañeros y nos consta su respeto hacia nosotros", ha apostillado Gallego.
Las palabras más duras han tenido a Cifuentes como destinataria, después de que ayer afirmara que el bombero municipal agredió a un policía. "Empezaron a subir el tono y al final le pidió la identificación al bombero y éste le dio un golpe con el casco", aseguró.
Rubén Gallego ha considerado que estas palabras son "desproporcionadas" porque en las imágenes grabadas "en ningún momento se ve un golpe, hay un roce de casco con casco". "Se ha olvidado de la parte en la que se ve el contundente empujón del policía pero puede que no haya visto el vídeo completo", ha apuntado.