Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ aprueba el reingreso en la Carrera Judicial de las exdiputadas Rosell (Podemos) y Galovart (PSOE)

Las magistradas podrán volver a pedir una excedencia si obtienen escaño de nuevo
La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este jueves el reingreso al servicio activo de las magistradas Victoria Rosell, exdiputada de Podemos; y Dolores Galovart, exdiputada del PSOE, de modo que éstas no pierden su plaza en los juzgados de las que eran titulares cuando decidieron emprender carrera política.
Ambas habían solicitado el reingreso una vez cesaron en su cargo tras la disolución de las Cortes Generales en cumplimiento del artículo 355 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) , que les daba diez días para hacerlo. De lo contrario, habrían perdido la titularidad de su plaza en el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas y en el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Vigo (Pontevedra), respectivamente.
El órgano de gobierno de los jueces ha informado de que las magistradas disponen de 20 días hábiles, a contar desde el pasado 4 de mayo, para tomar posesión de sus plazas.
Las peticiones de reingreso y la posterior aprobación de las mismas por el CGPJ no debe interpretarse de forma automática como una renuncia de ambas a la política, ya que, de repetir en las listas y si vuelven a obtener escaño en las elecciones del próximo 26 de junio podrían volver a solicitar una excedencia para ser consideradas en "servicios especiales".
En el caso de Rosell, en el Juzgado número 8 de las Palmas sigue abierta la causa contra el presidente de la UD Las Palmas Miguel Ángel Ramírez que supuestamente la exdiputada de Podemos habría retardado para beneficiar a su novio el periodista Carlos Sosa, con quien aquel hacía negocios.
Tras la decisión del Supremo de abrir causa contra ella por presunta prevaricación, cohecho y retardo malicioso en la tramitación del citado procedimiento, Rosell decidió renunciar a su puesto en la Diputación Permanente, con lo que al disolverse las Cortes el pasado 3 de mayo perdió ese aforamiento político.
Eso sí, en su condición de juez sigue siendo aforada como titular de un juzgado de Instrucción, por lo que su caso ya no correspondería al Tribunal Supremo y pasaría al Tribunal Superior de Justicia de Canarias.
La apertura de la causa contra Rosell en el Supremo se adoptó en contra del criterio de la Fiscalía y apenas unos días después de que se recibiera un demoledor informe contra la diputada de Podemos por parte del juez que la sustiía en Las Palmas, Salvador Alba, quien vio graves irregularidades en la forma en la que investigó una causa contra el presidente de la UD Las Palmas Miguel Ángel Ramírez, con el que su pareja, el periodista Carlos Sosa, negociaba la compra de una emisora de radio por cerca de 300.000 euros.
NUEVA JUEZ EN EL NÚMERO 8
Alba ya no se encuentra en dicho juzgado, al que accedió en comisión de servicio sin renunciar a su plaza en la Audiencia Provincial de Las Palmas. El pasado día 29 obtuvo el puesto Clara Vallejo, quien se incorporó al mismo hace sólo unos días, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
A esta juez es a la que ha llegado la denuncia de Ramírez y la grabación que éste realizó al juez Alba en la que el magistrado habla de amañar su declaración con la intención de favorecerle y sostener la causa contra Rosell. Por estos hechos Salvador Alba está siendo investigado por el CGPJ.