Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ designará mañana al nuevo juez del caso "Alvia"

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tiene previsto resolver mañana el último concurso de traslado convocado entre miembros de la carrera judicial con categoría de magistrados que afectará, entre otras, a la plaza del juez de Santiago de Compostela Luis Aláez. Este juez viene instruyendo el "caso Alvia" en espera de esta sustitución a pesar de que a finales del pasado mes de febrero solicitó y obtuvo plaza en otro juzgado de la misma localidad, el de lo Penal número 1.
El concurso de traslados que abordará mañana el órgano de gobierno de los jueces, según han informado a Europa Press fuentes del Consejo, fue convocado el pasado 18 de marzo y afecta a 64 plazas, entre ellas la del juzgado que por el momento sigue ocupando Aláez, que instruye el caso por el accidente del Alvia del pasado 24 de julio que tuvo 79 víctimas mortales.
Aláez obtuvo la plaza de titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago en el anterior concurso, aunque ha seguido al frente del Juzgado de Instrucción número 3 de la capital gallega hasta que el nuevo titular que se designe mañana tome posesión de su cargo. "MOTIVOS PERSONALES"
Aláez solicitó plaza en el Juzgado de lo Penal número 1 de Santiago desde el Juzgado de Instrucción número 3 "por motivos personales", según explicaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). De hecho, las mismas fuentes resaltaron que esta decisión no tenía "nada que ver" con la instrucción del caso del Alvia.
Desde que se conoció esta petición, las asociaciones de víctimas del descarrilamiento han manifestado en varias ocasiones al juez Luis Aláez su deseo de que no abandone la instrucción del caso o, en todo caso, que puedan articularse medidas transitorias para que la instrucción no cambie de manos.