Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ podría investigar la filtración de la exposición de Alaya sobre EREs por causar indefensión en los aforados

Los vocales de la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) han expresado este martes su preocupación por la filtración a los medios de comunicación del contenido de la exposición razonada remitida al Tribunal Supremo por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya en relación con el caso de la trama de tramitación irregular de EREs en Andalucía. Consideran que se ha causado "indefensión" a los aforados y se plantean encargar una investigación disciplinaria al respecto.
El asunto ha sido introducido en el debate de la Comisión por el vocal Álvaro Cuesta, designado a propuesta del PSOE, que considera que la filtración de parte del contenido de este documento ha causado indefensión a los nueve aforados incluidos en este documento, en especial a los dos que hasta este momento no aparecían como "preimputados" por la juez de Sevilla, como son los exconsejeros de Presidencia Gaspar Zarrías y Mar Moreno,
Fuentes del órgano de gobierno de los jueces han señalado a Europa Press que esta preocupación ha sido compartida en términos generales por la gran mayoría de vocales presentes en esta reunión, que recabarán datos y han acordado adoptar una resolución definitiva sobre lo sucedido en su próxima reunión, que se celebrará el próximo 2 de septiembre.
Entre las medidas a adoptar, según las mismas fuentes, se encontraría la de encargar al promotor de la Acción Disciplinaria, la figura encargada de iniciar expedientes de sanción, una investigación al respecto.
Según Cuesta, la exposición razonada no supone un acto procesal secreto y debería haber sido comunicado a las partes, con el fin de evitar que los perjudicados se enteraran de la decisión de la juez Alaya por la prensa, a lo que tendría que haberse sumado una política comunicativa que no estuviera basada en filtraciones.
La política de la Comisión Permanente, según la misma fuente consultada, es la de no tolerar las filtraciones que podrían obedecer a motivos interesados en aras a una política informativa transparente sobre las decisiones judiciales.
La exposición razonada remitida al Tribunal Supremo por la titular del Juzgado Instrucción número 6 de Sevilla, en relación con los Eres refiere a un total de nueve exaltos cargos aforados, al sumarse a los siete "preimputados" inicialmente por la magistrada los exconsejeros de Presidencia Gaspar Zarrías y Mar Moreno.
Los "preimputados" por la juez de Sevilla que responden directamente ante el Supremo serían en principio los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, diputado y senador respectivamente; a los que se sumarían los también miembros electos del Congreso de los Diputados José Antonio Viera y Gaspar Zarrías.
Una de las decisiones a adoptar ahora por el Supremo, además de la de asumir todo, parte o nada de esta investigación, podría ser la de arrastrar con los anteriores a la investigación en este órgano de los otros cinco exconsejeros "preimputados", que en principio deberían responder ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA): Carmen Martínez Aguayo, Francisco Vallejo, Antonio Ávila, Manuel Recio y Mar Moreno. Esta última, Consejera de Presidencia entre 2010 y 2012, tampoco estaba entre los siete aforados señalados inicialmente por Alaya.