Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CGPJ investiga las grabaciones al juez sustituto de Rosell por el empresario Ramírez

De deducirse que hay delito el asunto será remitido a la Fiscalía
El promotor de la acción disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Antonio Jesús Fonseca Herrero, investigará la grabación de la conversación entre el magistrado Salvador Alba -sustituto en el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de la exdiputada de Podemos Victoria Rosell - y el empresario Miguel Ángel Ramírez, imputado en un procedimiento penal en este órgano.
Ramírez, presidente del UD Las Palmas y autor de la citada grabación, es el mismo al que investigaba antes de su marcha a Podemos la propia Rosell por presuntos delitos contra la seguridad social.
Las presuntas irregularidades cometidas por la exdiputada en la instrucción del procedimiento contra Ramírez le han valido la apertura de una causa en el Tribunal Supremo por los delitos de cohecho, prevaricación y retardo malicioso basándose, precisamente, en un informe en el que Alba denunciaba de forma muy contundente a su predecesora.
Lo que ha hecho este jueves el órgano de gobierno de los jueces es incorporar grabaciones difundidas por varios medios de comunicación de una conversación entre el magistrado Salvador Alba y Ramírez a unas diligencias informativas que había incoado hace unos días a raíz de la denuncia presentada por la juez Victoria Rosell contra el primero de ellos, que se refiere a los mismos hechos.
POSIBLE RELEVANCIA PENAL
Ahora, Fonseca deberá determinar si, del contenido de esa conversación, se desprende la comisión por parte de Alba de alguna de las infracciones disciplinarias previstas en la Ley Orgánica del Poder Judicial, pudiendo deducir testimonio si los hechos tuvieran relevancia penal. En este último caso, la investigación del CGPJ se pondría en manos de la Fiscalía.
Por su parte, el magistrado Alba ha negado haber ofrecido favores judiciales al presidente de la U.D. Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, para 'acabar' con la trayectoria de la ex diputada de Podemos y juez en excedencia Victoria Rosell.
El empresario asegura haber presentado en el Juzgado de Instrucción Número 8 de Las Palmas la información sobre la conversación privada con el magistrado y donde el juez le habría confesado su "ánimo de acabar con la carrera de la hoy ex diputada de Podemos" y presuntamente la habría ofrecido "toda suerte de favores procesales si imputaba a Victoria Rosell actividades irregulares".
En un comunicado, Alba donde asegura que "nunca" ha tenido encuentro privado "de ninguna clase con el investigado don Miguel Ángel Ramírez, y que los mismos han sido en todo caso públicos y en sede judicial".
Asimismo, manifiesta que mantuvo una declaración previa a su declaración procesal con Ramírez en sede judicial, en el despacho de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, a donde afirma que el presidente de la U.D. Las Palmas y de Seguridad Integral Canaria acudió acompañado de su letrado don Sergio Armario y, posteriormente, "se produjo su emplazamiento para prestar declaración en la causa que se sigue en su contra".
"En ningún momento se ha efectuado imputación alguna de actividades irregulares a Victoria Rosell por parte de quien suscribe, ni consta en el procedimiento en cuestión que Miguel Ángel Ramírez impute actividad irregular alguna a Victoria Rosell, a la que en su declaración ni menciona", ha apuntado el magistrado en su comunicado.