Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos adelanta al PSOE en estimación de votos y el PP se mantiene

Albert Rivera, Ciudadanos, Pedro Sánchez, PSOE, Pablo Iglesias, Podemos, Mariano Rajoy, PP,informativos telecinco

El PP ganaría las elecciones con un respaldo del 28,8 % de los votos, un resultado casi idéntico al de las generales de diciembre, mientras que el PSOE caería 1,5 puntos y se quedaría con un apoyo del 20,5 %, por debajo del que sumarían Podemos y sus confluencias que ganarían votos y reunirían el 21,9 % (frente al 20,4 % que sumaron el 20D), según se desprende de barómetro de enero publicado este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

De su lado, Ciudadanos cosecharía un 13,3 % de los sufragios perdiendo apoyo respecto a las generales en las que se hizo con un 13,9 % de los votos emitidos e Izquierda Unida se anotaría un resultado muy parecido al que logró en las urnas.

El estudio se basa en un total de 2.496 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 256 municipios de 50 provincias y tiene un margen de error de más/menos 2 %. Las preguntas se hicieron entre el 2 y el 11 de enero, es decir, el trabajo de campo arrancó 13 días después de las elecciones de diciembre, antes de la constitución de las Cortes, de que el Rey iniciara su primera ronda de audiencias para buscar un candidato a la investidura y de que Podemos lanzara su oferta de gobierno de coalición al PSOE.
En concreto, el CIS otorga al PP una estimación de voto del 28,8%, apenas una décima más de su resultado electoral (28,7 %). Por contra, el PSOE empeora en la encuesta su marca de las generales, ya que cae 1,5 puntos, del 22 % que logró en las urnas a un 20,5 %, su peor marca en los sondeos del CIS. La diferencia entre el PP y el PSOE se sitúa en 8,3 puntos, la más amplia desde el estudio de julio de 2014.
A diferencia de lo que ocurría en sondeos anteriores, PP también se sitúa en cabeza en intención directa de voto (18,2 %), mientras que sólo el 14,5 % de los entrevistados asegura que votaría al partido de Pedro Sánchez.
La encuesta pone de manifiesto que, gracias a la caída del PSOE y a su propia subida en porcentaje de voto, Podemos y sus socios autonómicos lograrían el ansiado 'sorpasso', es decir, quedarían 1,4 puntos por delante de los socialistas. Del PP les separarían 6,9 puntos y sacarían 8,6 puntos a Ciudadanos. El barómetro del CIS de enero de 2015 también situó a Podemos (en ese caso en solitario) por encima del PSOE.
En Común sube, se afianza como primera fuerza catalana
En concreto, si las elecciones fueran mañana, el partido de Pablo Iglesias alcanzaría el 13,2 % de los votos, (frente al 12,6 % que se anotó el 20D), con un dato de voto directo del 10,2 %, mientras que su marca catalana,En Comú Podem, mejoraría aún más sus resultados respecto a las generales, ya que subiría casi un punto en intención de voto al pasar del 3,6 % que logró en las urnas a un 4,5 %.
En Comú Podem --integrada por el partido morado, el de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; ICV y la federación catalana de IU-- se afianzaría así como la primera fuerza en su comunidad y, además, logra que su portavoz parlamentario, Xavier Domènech, irrumpa como segundo líder más valorado en el ranking del Centro de Investigaciones Sociológicas.
Por contra, Compromís-Podem es la única alianza autonómica de Podemos a la que el CIS otorga una estimación menor a la que sumó el 20D. La coalición valenciana perdería una décima y se quedaría con un apoyo del 2,5 %. La marca de Podemos en la Comunidad Valenciana ha sido la única que se ha dividido en el Congreso, puesto que los cuatro diputados de Compromís no se han integrado en el grupo plurinacional de Podemos y han optado por formar parte del Grupo Mixto.
La coalición gallega que aúna a Podemos, Anova, Esquerda Unida y las Mareas, que sí comparte grupo con Podemos, sacó el 1,6 % de los votos en las generales y, según el CIS, ahora mejoraría ese registro en una décima.
Junto al PSOE, el otro partido nacional que empeora respecto al resultado electoral es Ciudadanos, para el que el CIS hace una estimación del 13,3 %, frente al 13,9 % que le dio el escrutinio del 20D. En intención directa de voto el partido de Albert Rivera se queda con un 8,3 %.
ERC sube y DyL cae
De su lado, IU se anotaría un porcentaje de apoyo tan sólo una décima por encima del 3,6 % de las legislativas, pese a que su candidato a La Moncloa, Alberto Garzón, es ahora el líder mejor valorado con una nota de 4,68.
Respecto a las formaciones nacionalistas, ERC conseguiría ahora más apoyos --el 2,8 % frente al 2,3 % que le dieron la urnas--, mientras que Democracia y Libertad sufría un desgaste y se dejaría medio punto quedándose con un 1,7 % de los sufragios.
Tanto el PNV como EH Bildu incrementarían su respaldo respecto a las elecciones, los primeros subirían una décima (hasta el 1,3 %) y la coalición abertzale ganaría dos y llegaría al 1 %.
Nuevos líderes pero ninguno aprueba
Como en todos sus barómetros con intención de voto, el CIS ha vuelto a pedir a los ciudadanos que pongan nota a los responsables de los distintos partidos. Con la nueva legislatura y la llegada de nuevos portavoces, el ranking de líderes se ha renovado mucho, aunque, como antes, nadie consigue rebasar la barrera de los cinco puntos. Es decir, todos suspenden.
Ahora el más valorado es Alberto Garzón, que gana un puesto respecto a la encuesta preelectoral del CIS y se anota un 4,68, mientras que, como segundo de la tabla, con un 4,26, irrumpe el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, aunque sólo le conoce el 6 % de los entrevistados.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que antes de las elecciones era el mejor puntuado y rozaba el 5, baja ahora al tercer lugar porque pierde más de un punto y se queda con un 3,92. En la cuarta plaza repite el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con una nota de 3,78.
El socialista Pedro Sánchez, que antes de las generales era el tercero mejor valorado, con un 4,59, pierde fuelle y cae hasta el quinto puesto con un 3,75, su peor puntuación hasta la fecha. Y también baja nota Mariano Rajoy, que pasa de un 3,31, a un 3,08, y queda antepenúltimo de la lista.
Entre Sánchez y Rajoy, pero con un nivel de conocimiento mucho menor, se sitúan la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas (3,66 %); el del PNV, Aitor Esteban (3,58 %); el cabeza de lista de ERC por Barcelona, Gabriel Rufián (3,56 %); el portavoz de Democracia y Libertad, Francecs Homs (3,17).