Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex agente del CNI Flórez: "Las cartas eran ficticias y nunca se enviaron a Rusia"

La Audiencia Provincial de Madrid juzga, a puerta cerrada, al ex agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Roberto Flórez García, acusado de vender información a Rusia. Se trata del primer juicio por delito de traición que se celebra en España desde el retorno de la democracia. El acusado niega haber vendido información a los servicios secretos rusos, según ha asegurado su abogado, Manuel Ollé. El ex agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Roberto Flórez ha dicho que las cartas en las que ofrecía su colaboración a Rusia eran ficticias y formaban parte de un supuesto práctico que realizó para una monografía encargada por el CNI en 2001, y que nunca se llegaron a enviar.
Flórez, que fue detenido en Tenerife, se enfrenta a una petición de 12 años de prisión de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado, que ejerce la acusación en nombre del CNI, aunque esta última ha propuesto como alternativa al tribunal una pena de 4 años de cárcel si considera que los hechos no son constitutivos de traición, sino de un delito de revelación de secretos, mientras que la defensa solicita su libre absolución.
Según el auto de procesamiento, la investigación llevada a cabo por el CNI concluyó que Flórez "había sustraído ilegalmente información clasificada del Centro Nacional de Inteligencia prevaliéndose de su condición de miembro de dicho centro".
Con posterioridad, el acusado mantuvo contacto "con miembros de los servicios de inteligencia de otro Estado, a los que había revelado dicha información clasificada, traficando con la misma a través de una potencia extranjera, que está haciendo uso de ella con el consiguiente riesgo para la seguridad del Estado y de los intereses nacionales".
Entre la documentación que aportarán las acusaciones figura una una carta fechada en diciembre de 2001 y dirigida a Melnikov en la que Flórez ofrecía información a Rusia porque se consideraba "una persona de izquierdas" y por su "posición personal contra la política exterior de Estados Unidos". CGS

Flórez, según ha explicado su abogado, Manuel Ollé, ha asegurado que las dos cartas, que se encontraron en su domicilio cuando fue detenido en Tenerife en 2007, eran un "supuesto practico" que realizó para incluirlo en una monografía -encargada por el propio CNI-, para evidenciar las deficiencias de seguridad de lo que entonces era el CESID, aunque finalmente no llegaron a incluirse en el documento.

Respecto a las razones que pudiera tener el CNI para abrir una investigación contra él, Flórez ha llegado a decir que había "ciertos sectores" del CNI en los que, por el motivo que fuera, "no era bien visto y no era simpático".

En una de las cartas -fechada en diciembre de 2001 y dirigida al número tres de la embajada rusa en Madrid hasta 2003, Petr Melnikov-, Flórez ofrecía información a Rusia porque se consideraba "una persona de izquierdas" y por su "posición personal contra

Sustrajo información clasificada