Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP defiende su moción: "Tenemos prisa y la gente está inquieta por si avanzamos o no"

Cree que se genera confusión si no hacen "gestos inequívocos de desobediencia"
El diputado de la CUP Joan Garriga 'Nana' ha defendido este martes la moción de su grupo que insta al Govern a aplicar la resolución independentista aprobada el 9 de noviembre de 2015 que fue anulada posteriormente por el Tribunal Constitucional (TC): "Tenemos prisa y la gente está inquieta por si estamos avanzando o no".
En declaraciones a Europa Press, ha explicado que la moción "le da la oportunidad al Govern de demostrar su compromiso con el 9N y con la hoja de ruta", especialmente en un momento en que desde la oposición se apunta a que JxSí ha retrocedido en sus aspiraciones independentistas.
JxSí no le ha comunicado a la CUP dudas sobre si votar a favor o en contra de la admisión a tramite de la moción en la Mesa del Parlament, por lo que 'Nana' no se plantea este extremo: "Tiene que entrar y se tiene que poder debatir porque surge de una interpelación parlamentaria".
La CUP está abierta a ahondar y debatir las "razones políticas" que podría tener JxSí para no dar apoyo a la moción, por lo que anima a sus representantes a exponerlas en las reuniones bilaterales que mantienen semanalmente.
'Nana' se ha confesado sorprendido por las declaraciones de la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, que ha pedido a la CUP evitar "gesticulaciones" de este tipo en el Parlament porque el Ejecutivo catalán ya cumple con la resolución independentista.
"Nuestra gente, la que ha legitimado el mandato democrático y la mayoría en el Parlament, tiene preocupación y la moción permite que el Govern lo evite", ha destacado el diputado de la CUP, que ha negado que la iniciativa de su grupo pretenda forzar al Ejecutivo catalán.
Más bien, la moción pretende, según él: "Dejar muy claro a la parte contraria, al Estado, que somos mayoría para tirar adelante el mandato democrático" de las últimas elecciones catalanas.
Si no se hacen "gestos inequívocos de desobediencia a las leyes españolas y a las actitudes del TC, se genera confusión" en los ciudadanos, ha avisado 'Nana', que admite la posibilidad de que JxSí pueda votar en contra de la moción.
EXPRESAR LAS POSICIONES
En caso de que ocurriera, "no habría que rasgarse las vestiduras porque ni la CUP está sometida a JxSí ni JxSí a la CUP, y cada uno puede expresar sus posiciones", aunque 'Nana' recuerda que ambos se han comprometido a unir sus fuerzas para desplegar la hoja de ruta independentista.
La CUP se plantea esta moción como una oportunidad para el Govern y no como una prueba de fuego del pacto: "Es hora de ser valientes y de demostrarlo para lograr hacer frente a los ataques del Estado".
Ha puesto como ejemplo las investigaciones de la Audiencia Nacional (AN) a los ayuntamientos que han aprobado mociones de apoyo a la resolución independentista, a quienes el Govern puede demostrar su complicidad con la moción de la CUP.
Será en la reunión del próximo martes de la Mesa de Portavoces --en la que JxSí tiene mayoría absoluta-- cuando se decida si se admite o no a trámite la moción de la CUP para que pueda ser votada en el próximo pleno del Parlament.