Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CUP insta a Mas a seguir con el 9N pese a la "inquisición" del Gobierno

El diputado de la CUP en el Parlament Quim Arrufat ha instado este martes al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a seguir adelante con el proceso participativo del 9 de noviembre pese a que el Gobierno central actúe como un "tribunal de inquisición" impugnando este proceso.
En rueda de prensa, ha pedido al Govern que no acate una posible suspensión del 9N y siga adelante con los preparativos, y ha animado a los catalanes a "no arrugarse y prepararse para desobedecer y llenar las urnas de papeletas".
Ha criticado que el Ejecutivo central actúe bajo "criterios de inquisición política que se parecen enormemente a un régimen franquista" al anunciar que impugnará un hecho sobre el que no hay ningún acto administrativo.
Sobre si confía en que el Govern desoiga una posible suspensión, Arrufat ha explicado que sólo estarán tranquilos cuando el Ejecutivo catalán reúna a los partidos para anunciar que no acata la impugnación y sigue adelante con su intención de sacar las urnas porque el 9N "no admite más retiradas ni reculadas".
Ha pedido también que la Generalitat agilice los preparativos del proceso participativo y trabaje para reforzar aquellos aspectos que, a su juicio, todavía cojean de cara a la celebración del 9 de noviembre, como el proceso informativo y el número de puntos de votación.
MÁS PUNTOS DE VOTACIÓN
La CUP reclama que el Govern asuma la tarea de informar casa por casa de dónde estarán situados los puntos de votación para que nadie quede desinformado, así como que se estudien medidas para facilitar el voto de aquellas personas cuya residencia habitual no coincide con la dirección de su DNI.
Por ello, han planteado que en algunos casos se pueda votar presentando el padrón además del documento de identidad, y han solicitado también que se amplíe el número de mesas existentes para permitir que crezca la participación.
Según cálculos de la formación independentista, con el actual número de mesas y a un ritmo de dos minutos por votación solo podrían participar 2,1 millones de personas, por lo que entienden que es necesario incrementar el número de urnas.